Conti-Bravo y un primer café

Las figuras más rutilantes del bloquismo se juntaron pero la charla partidaria quedó para después
Hay mucho para hablar. Tanto, que con lo que dura un café no alcanza. Por eso, el primer encuentro entre Leopoldo Alfredo Bravo, recién llegado de Rusia, y el ex intendente de la Capital Enrique Conti, sirvió sólo para los saludos de rigor y la charla partidaria, la que pone en la mesa la conveniencia de la sociedad bloquismo-justicialismo, quedó para más adelante. Así lo contó Bravo, que está iniciando la ronda de consultas entre los correligionarios de todos los distritos, para saber qué destino quieren los bloquistas para este año electoral.

"Fue una reunión familiar. Hablamos de cómo nos había ido en el año" resumió la reunión Bravo, quien es el presidente de la Convención bloquista, uno de los dos organismos que comandan el partido y el principal defensor de la unión con el giojismo. Está desde hace una semana en la provincia y aseguró que tiene un mes por delante para sentarse a hablar largo y tendido con Conti, quien ha mostrado más rechazo que aceptación a la sociedad PB-PJ.

El encuentro entre Bravo y Conti fue el primero dentro de una larga lista para el líder bloquista, que acaba de llegar de Moscú, donde cumple tareas como embajador. Son dos de las figuras con más peso político dentro del bloquismo: Bravo ya anunció que en 2010 dejará su cargo diplomático, dispuesto a instalarse en San Juan para hacer campaña por la Gobernación 2011, y Conti es el dirigente con más caudal de votos y el más pedido dentro del bloquismo para que integre las listas al Congreso este año, según un relevamiento hecho por este diario.

El mismo sondeo dijo que la mayoría de los comités adhiere a la idea de seguir siendo socios con el PJ en el Frente para la Victoria (sólo 7 de 21 dijeron que no, faltó la opinión de Angaco que no pudo ser ubicado para la nota). Ayer Bravo dijo que esos resultados "son parecidos a la idea que tengo" sobre la opinión de sus correligionarios". Y agregó que "Vamos a escucharlos a todos, esto no es un regimiento que uno ordena y los otros acatan".

Bravo dijo que también fueron con el mismo consenso, el de la mayoría y no el de todos, en las elecciones de 2007, cuando estrenaron la alianza con los justicialistas. Para charlar con la militancia, dijo que estará desde el lunes todas las tardes en la sede partidaria sobre calle Mitre. "Primero tenemos que ver si vamos solos o en el frente, después veremos las candidaturas", agregó el líder bloquista.

"Yo coincido con la mayoría de la militancia en que el frente no le ha servido más al bloquismo que al PJ o viceversa, sino que le ha servido a San Juan, porque le permitió a Gioja gobernar con una oposición seria y no poniendo palos en la rueda", dijo el embajador.

Agregó que sigue interesado en convocar a los bloquistas disidentes que jugaron por fuera del partido en 2007. Uno de ellos, Miguel Arancibia, dijo que el informe sobre la opinión de los bloquistas que publicó este diario le dejó la idea de que es un partido sin contenidos, que "la política no son cargos sino servicio público", y se resistió a volver al PB. Bravo también dijo que saludó a Julio César Conca, otro bloquista disconforme con la unión PB-PJ, pero que espera charlar más a fondo.

Comentá la nota