En un contexto de poca producción, comenzó a trabajar la sala de extracción de miel

La sala municipal de extracción de miel comenzó trabajar desde diciembre -como lo anticipó La Campaña-, con una cantidad de producción inferior a otros tiempos, de acuerdo a lo expresado por el director de la Producción, Martín Palomeque.

El motivo de esta situación, es la extensión de los cultivos de poca floración.

En una entrevista con la prensa, el funcionario manifestó que en diciembre se comenzó con la cosecha de la miel y además manifestó que se conformó una nueva comisión del Centro de Apicultores de nuestra ciudad. “Trabajamos en conjunto, y a raíz de sugerencias de ellos hicimos algunas reformas para mejorar el funcionamiento de la sala, en función de lo que venían viendo en el trabajo. Ahora estamos en plena cosecha, así que veremos los resultados que nos esperan”.

Respecto a la parte administrativa del servicio, Palomeque puntulizó que está estipulada por ordenanza una tasa que deben pagar los socios del Centro de Apicultores. “La cuota que deben pagar es muy barata, en ese caso se paga de acuerdo a una escala que toma en cuenta la cantidad producción y que va del 4,5 por ciento al 6,5 por ciento. En el caso de los que no son socios, -continuó- del 6,5 por ciento”.

“La escala va en función de la cantidad de miel que produzcan y es una manera de beneficiar a los productores pequeños”.

Palomeque aclaró que lo que se recauda es destinado al mantenimiento de la sala y a los sueldos del personal. “Por ahora el servicio es subsidiado por el municipio, hasta que se forme una cadena y se autoabastezca”.

Como proyecto, el director expresó que está la construcción de un galpón para que los productores que no tengan donde almacenar la miel, lo hagan en ese lugar. “Además se conformará una cooperativa entre los productores, para la comercialización, para que no tengan que vender en plena cosecha que, como en todos los productos en esa situación, es inferior el valor”.

De todas maneras, Palomeque reconoció que desde hace unos años la producción de miel viene resentida. “Esto es por la falta de cultivos con mucha floración y el aumento de la soja, una especie que tiene poca floración. La producción bajó mucho además también por los herbicidas que matan la maleza y perjudica a los productores de miel”.

Asimismo, puntualizó que la sala de extracción de miel no es sólo para productores locales, sino que pueden venir de otros lados. “Es abierta para todos, y hay que remarcar que está habilitada. Esto constituye una ventaja respecto a las demás, por eso establecimos una escala de cobro para que aquellos productores grandes no encuentren beneficio sacando miel de forma barata y se beneficie el apicultor de menos capacidad de producción”.

Comentá la nota