Contemplan el error humano como posible causa

Contemplan el error humano como posible causa
Confirmaron que en las cercanías de la ruta de vuelo prevista había típicas nubes de tormenta y que las señales transmitidas apuntan a que diferentes mediciones de velocidad no concuerdan. No descartan explosión a bordo.
El misterio sobre la tragedia del vuelo AF447 de Air France comienza a develarse, aunque a pasos lentos, como es de esperar en un accidente de tal magnitud y con 228 víctimas. Los investigadores franceses advirtieron este jueves que "hay numerosos intentos en circulación, más o menos exactos, de explicar lo sucedido. Sin embargo, es mejor desistir de interpretaciones precipitadas en base a informaciones mínimas y no confirmadas".

Nadie quiere dar un veredicto erróneo y pasar a la historia como el personaje menos feliz de una historia ya nada feliz: un avión que cayó al mar el pasado domingo con 216 pasajeros y 12 tripulantes cuando viajaba de Río de Janeiro a París.

Así y todo, hay dos elementos confirmados en la investigación:en las cercanías de la ruta de vuelo prevista, en la región del Ecuador, había típicas nubes de tormenta y las señales transmitidas en forma automática apuntan a que diferentes mediciones de velocidad no concuerdan.

El diario francés Le Monde informó que el Airbus A330-200, por lo visto, no volaba a la velocidad adecuada cuando atravesaba una zona de tormenta sobre el Atlántico. Además, Airbus planea indicar a los usuarios del A330 que, en caso de tormentas, no reduzcan la velocidad. Esta teoría contemplaría el error humano como principio de la tragedia, que hasta ahora había sido fundamentada con fallas técnicas de la nave.

De fuentes de la investigación trascendió, además, que no se descarta una explosión a bordo. Esto es respaldado por la enorme zona en donde se descubrieron restos de la aeronave, se indicó.

EL HOMENAJE. Los ministros de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, y de Francia, Bernard Kouchner, participaron este jueves en Río de Janeiro de una ceremonia ecuménica en homenaje a los pasajeros y tripulantes.

El tributo se realizó en la iglesia de la Candelaria, en el centro carioca, y contaba con la presencia del gobernador de Rio de Janeiro, Sergio Cabral, y del alcalde de la ciudad, Eduardo Paes.

Tres ómnibus de Air France trasladaron a familiares y amigos de las víctimas hasta la iglesia, donde centenares de personas se reunieron para recordar a los 228 desaparecidos.

Air France divulgó el miércoles una lista con nombres de 53 de los 58 pasajeros brasileños que estaban a bordo del vuelo que se precipitó en aguas cercanas al noreste de la costa brasileña. Según la línea áerea, los nombres de algunos de los pasajeros brasileños de la aeronave no fueron divulgados "a pedido de los familiares".

Las identidades de los viajeros de otras nacionalidades no se dieron a conocer a causa de la legislación francesa, que restringe ese tipo de publicación.

Comentá la nota