Contaminación en la Ribera: La Justicia Federal giró la denuncia contra YPF al fuero penal

Luego de conocerse públicamente que la Justicia Penal de Quilmes reclamó informes a la gerencia de Repsol-Y.P.F. por la contaminación con hidrocarburos existente en la Ribera quilmeña, el diario ‘5 DIAS’ pudo confirmar que la Justicia Federal de Quilmes se declaró incompetente en una denuncia similar presentada contra la petrolera.
Todo hace prever que esa presentación se sumará al expediente que se tramita en la Fiscalía de Andrés Nieva Woodgate, que, además de pedir precisiones sobre el plan de recuperación de la zona de la Ribera, solicitó que se reubique a los vecinos afectados por la contaminación en zonas donde exista agua potable y se les brinde atención médica a las potenciales víctimas del suceso ambiental, tal cual indicáramos en nuestra pasada edición.

Carrió y Stolbizer hace dos meses atrás denunciaron en la Justicia Federal de Quilmes a la empresa Repsol-Y.P.F. por el derrame de hidrocarburos en la Ribera local. La denuncia recayó en la Secretaría Penal a cargo de Maximiliano Iturburu, donde se resolvió su giro a la Justicia Penal dado que la fiscal Silvia Cavallo planteó una incompetencia por considerar que no se está frente a un delito federal. Así lo entendió también el juez federal Luis Antonio Armella por lo que este dictamen genera que lo denunciado por la Coalición Cívica pase a los Tribunales penales quilmeños, donde es de presuponer que se acumulará a la causa ya existente en la Fiscalía de Nieva Woodgate.

La contaminación tuvo su inicio en el año 1.988, producto de una fisura del poliducto que va desde Ensenada hasta la Refinería de Dock Sud, atravesando la Ribera de Quilmes. El mal saneamiento del derrame por parte de la multinacional Repsol-Y.P.F. derivó en el año 2.002, al subir las napas, en una mancha de hidrocarburo de más de 40.000 metros cúbicos que al día de hoy se aloja en el subsuelo de las tierras ubicadas alrededor del Club Ciclista, frente al hotel alojamiento ‘Owen’ sobre la calle España. Fue en ese año 2.002 cuando comenzaron a manifestarse en los vecinos de la zona los primeros síntomas de la contaminación; y los estudios realizados en los hospitales públicos dieron a luz que los pacientes del lugar tenían un alto índice de benceno y tolueno en sangre, derivados de aromáticos del petróleo.

Comentá la nota