Contaminación del mar: Se recrudece la polémica entre la comunidad científica y Pulti

En medio de la polémica desatada entre integrantes de la comunidad científica local y el gobierno municipal como consecuencia de la difusión de una tesis doctoral que da cuenta del alto grado de contaminación existente en la zona de la planta del efluente cloacal, el Dr. Federico Isla, profesional del Centro de Geología de Costas de la Universidad Nacional de Mar del Plata e Investigador del CONICET, analizó en declaraciones a 0223.com.ar que "es lamentable que esto haya surgido ahora", aunque remarcó que "el problema viene desde hace mucho y está latente desde hace un tiempo".
"Hemos hecho en el año ’96 un estudio del área en donde va a funcionar el emisario submarino y me acuerdo que decíamos que ojalan esto no tardara 10 años en resolverse, y demoró 12; espero que esto se resuelva", señaló.

Asimismo, advirtió que una vez concluida la obra del emisario "es fundamental no descuidarse porque hay otros lugares donde están los fluviales y hay que tratar de minimizar el grado de efluentes de drenajes de las calles sucias que pueden estar llegando a zonas de baño".

"La contaminación está donde está la gente: mediciones del año ’99 indicaban que a 40 centímetros del agua, en donde había más gente, es donde más sucia estaba el agua. Lamentablemente esto no se soluciona si el turista, que hace uso y abuso de las playas, no toma conciencia de que tiene que ser más limpia; además de que el marplatense tiene que trabajar todo el año para mejorar la calidad sanitaria", aseveró.

En tanto, en relación a los duros cuestionamientos que el gobierno municipal destinó a los doctores Elías y Vallarino, autores de la tesis sobre la contaminación de la costa marplatense, Isla sostuvo: "Yo los conozco y no hay ninguna mala intención en su trabajo que consiste en ir en pleno invierno a aguas que no son las más aptas para medir la contaminación y observar hasta dónde se extiende". "Ellos ven que hicieron algo que les demandó muchísimo esfuerzo y las autoridades, en lugar de apañarlos, se la agarran con ellos. Yo puedo asegurar que hacer ese tipo de campaña, juntar gusanos que crecen en las rocas, no es el mejor trabajo que hacen los biólogos", subrayó.

En ese sentido, el científico reparó en que "ya ha pasado que los trabajos que hacen las personas mejores intencionadas en pos de mejorar la comunidad son tomadas después como una cuestión política", tras lo cual enfatizó: "Entonces, si va a haber este tipo de reprimenda o tirón de orejas para alguien que hace algo tratando de beneficiar ala comunidad, más vale que nos quedemos en el laboratorio, escribamos nuestros trabajos y que el mundo de afuera siga funcionando igual y no lo podamos cambiar para mejor y esa no es la idea".

"Nuestro trabajo tiene como objetivo una ecuación: aumentar la riqueza, disminuir la pobreza y mantener la las condiciones ambientales. Yo he visto desaparecer muchas playas por la erosión costera y puedo asegurar que el riesgo de deterioro es mucho mayor que hace 30 años atrás", dijo por último.

Comentá la nota