Contaminación del río Luján: piden "dejar de lado los discursos" y poner "manos a la obra"

El ambientalista Javier Moleres llama una vez más a la reflexión. Señala la existencia de basura de todo tipo en su cauce, incluidos animales muertos, que se suma a los desechos industriales y cloacales.
Nuevamente es eje de discusión el patético estado en que se encuentra el río Luján, curso de agua que atraviesa la ciudad de Mercedes donde recibe descargas de tipo domiciliaria e industrial en gran escala. Por estas horas, el ambientalista Javier Moleres llamó una vez más a la reflexión, pidiendo que se acaben los discursos altisonantes y se pongan manos a la obra.

"Con las elecciones pasadas llegaron también cientos de promesas, muchas relacionadas con el maltratado medio ambiente local", indicó Moleres, de Vecinos Preocupados por el Medio Ambiente.

"El río Luján fue uno de los más favorecidos con interesantes propuestas y buenos proyectos de última hora, sabedores algunos políticos de que su contaminación es tema obligado a tocar, ya que la comunidad la siente como una herida abierta, un golpe bajo a la salud pública, un agravio imperdonable a la naturaleza, un recordatorio de la desidia e inoperancia de muchos gobernantes", explicó. "A los líquidos cloacales e industriales que cada día y en mayor volumen se vuelcan en sus aguas convertidas en un cóctel venenoso y nauseabundo, ahora se suma la basura de todo tipo –pañales descartables, animales muertos, envases plásticos– que forma verdaderos diques de contención para más y más basura maloliente, la cual llega flotando y se aglutina para podrirse luego lentamente", agregó.

En este sentido y "como una imagen vale más que mil palabras", Moleres envió para su difusión varias fotos tomadas el sábado a las 17 horas, "con la esperanza de que quienes tienen el poder de corregir este verdadero desastre recapaciten, dejen de lado los discursos y pongan por fin manos a la obra".

http://www.noticiasmercedinas.com/090712riolujan.htm

Comentá la nota