"La contaminación camina y se extiende a Luján"

Diferentes centros y organizaciones estudiantiles llevaron a cabo el lunes una "Jornada de luchas ambientales". Entre los invitados estuvo la vecina de Jáuregui Regina Palomar. La integrante de AEVOB volvió a referirse al serio problema que afecta a la localidad como consecuencia de la actividad de Curtarsa.
El lunes, diferentes centros y organizaciones estudiantiles de la Universidad Nacional de Luján (UNLu) llevaron adelante una "Jornada de luchas ambientales", que contó con la participación de representantes de organizaciones no gubernamentales que, en diferentes puntos del territorio bonaerense, reclaman soluciones a serios problemas que afectan de manera directa la calidad de vida de los vecinos.

Para los organizadores, la actividad buscó "generar un espacio a lo largo del tiempo para que las distintas organizaciones y asambleas del campo popular puedan expresar las problemáticas ambientales que sufren, y compartir con nosotros cómo se organizan para enfrentarlas".

Además, la intención fue "esclarecer el papel de la universidad como institución, por un lado, y cómo jugamos los estudiantes (organizados o no) por el otro". En este sentido, durante la actividad se planteó los polémicos fondos que, por segundo año consecutivo, llegarán a la UNLu provenientes de la contaminante minera La Alumbrera, ubicada en la provincia de Catamarca.

"La UNLu aceptó los fondos entregados en 2008, más de un $1.100.000, y hoy ya los está ejecutando en su presupuesto 2009. Por estos días se haría efectivo un segundo envío para ejecutar durante el año 2010. El Consejo Superior de la UNLu en su resolución n° 218/09 del 8/7/9, tibia e hipócritamente, se limitó a ‘manifestar su preocupación ante la distribución, sin que las comunidades de cada universidad hayan fijado posición, sobre los fondos provenientes […] de la explotación del Yacimiento Bajo La Alumbrera’, cuando un año antes no mostró preocupación alguna al recibir el primer envío", expresaron los estudiantes en los volantes efectuados para difundir la actividad del lunes.

La propuesta incluyó una radio abierta y expresiones artísticas, además de una charla-debate donde expusieron representantes de las organizaciones ambientalistas invitadas. Regina Palomar, vecina de Jáuregui e integrante de la Asociación Eco Vida en el Oeste Bonaerense (AEVOB), reiteró los detalles de la problemática que afecta a la localidad.

MALES COMPARTIDOS

A partir del conflicto desatado por el envío de fondos desde la actividad minera a las universidades nacionales, se debatió acerca de esa clase de prebendas que las empresas contaminantes desembolsan en las comunidades donde están insertas.

José Luis Ferrer, vecino de la ciudad de Marcos Paz donde funciona un incinerador de desperdicios industriales, explicó que "la misma política de las empresas mineras se da en todos los ámbitos".

"También en Marcos Paz compran voluntades. Tienen esa necesidad porque tienen pies de barro y manos sucias. Pies de barro porque están montadas sobre mentiras y compra de voluntades políticas. Y tienen las manos sucias porque lamentablemente esas ganancias inescrupulosas las pagamos con vidas.

Cuando nosotros vamos a los medios tratamos de marcar la diferencia de lo que se llama responsabilidad social empresaria, y esto que hacen. Más allá de que podamos discutir la responsabilidad social empresaria, lo que pasa en nuestras comunidades no es responsabilidad social empresaria, es compra de voluntades", dijo el vecino.

Palomar, por su parte, explicó a los estudiantes presentes algunos aspectos de la lucha que los vecinos de Jáuregui realizan desde hace más de 15 años: "Esa empresa (por Curtarsa) no puede estar en una localidad. La Organización Mundial de la Salud dice que una empresa de tercera categoría no puede convivir en un conglomerado urbano. Esta empresa no trabaja bien. Todos estos años fueron de lucha para demostrar la contaminación. Ya tenemos estudios hechos a vecinos que demuestran que están contaminados con cromo, plomo, mercurio, tolueno, ácido fórmico. El incremento de enfermedades oncológicas es evidente. Todo eso nosotros lo denunciamos, pero de parte de las autoridades no tenemos eco".

La vecina explicó que si bien la localidad es la más afectada, "la contaminación camina y se extiende a Luján, a Pueblo Nuevo, al barrio Loreto", por eso consideró que "la contaminación es un problema de todo el partido".

Entre los expositores también estuvo Nora Nievas, docente y egresada de la carrera de Información Ambiental de la UNLu. La profesional brindó un detallado panorama de la larga lucha que se lleva a cabo con el propósito de evitar la construcción de una ruta que atraviese la Reserva Natural de Otamendi, uno de los pocos reductos naturales de la provincia Buenos Aires.

Rosso encabezará una reunión abierta en Jáuregui

El próximo sábado, a partir de las 18.30, la intendenta Graciela Rosso encabezará una reunión informativa en la sede del Club Flandria. La iniciativa, de la que también participará parte de su gabinete, busca constituirse como un espacio donde la comunidad de Jáuregui y de zonas aledañas conozca en detalle las acciones tomadas por el municipio con respecto a la grave problemática ambiental de la localidad. En el encuentro directo con los vecinos, la jefa comunal también anticipará acciones futuras y responderá preguntas vecinales.

Desde las organizaciones ambientalistas esperan una gran convocatoria e invitan a todos los vecinos, incluidos los trabajadores de Curtarsa, a sumarse a la reunión.

Comentá la nota