El contador Sapag enumeró los pasos a seguir para que Jujuy pueda contar con más recursos coparticipables, por el traspaso de las jubilaciones

Guillermo Sapag: “En un estado democrático, esto tiene un orden institucional y tiene que votarse por ley: tiene que haber una decisión del Ejecutivo nacional, así que esto es lo que la realidad demanda”
Jujuy al día – En diálogo exclusivo con nuestro medio el Secretario Provincial de Ingresos Públicos, Guillermo Sapag, se refirió a los rumores que hablaban de que Jujuy podría recibir 300 millones de pesos adicionales por el traspaso de las jubilaciones al Estado, destacando que eso debería ser aprobado por ley, por lo que no se daría en el corto plazo. También comentó su postura por el final del sistema de las AFJP, indicando que sería beneficioso en este contexto de crisis internacional.

Sapag indicó que “a mí me parece que esto, para tener asidero, tiene que tener la aprobación por ley, amén de que uno pueda cuestionar todos los pactos que se han firmado en la década del ’90, que evidentemente tienen muchos perjuicios para las provincias. En un estado democrático, esto tiene un orden institucional y tiene que votarse por ley: tiene que haber una decisión del Ejecutivo nacional, así que esto es lo que la realidad demanda”.

A esto agregó que “estas son situaciones que se han dado en distintos ejercicios, que hoy están totalmente desactualizadas, y también es cierto que las provincias requieren de mayor coparticipación o distribución de ingresos, que se está mostrando a través de reclamos de distintas provincias”.

En cuanto a la posibilidad de recuperar un 15% de coparticipación, “eso es producto del Pacto Fiscal, donde el 15% de la recaudación va al ANSES, y esta situación de estatizar todo lo previsional es una discusión profunda que se ha dado en estos días. De la misma manera que se plantean mayores fondos para distribuir en provincias, eso también tiene que aprobarse por ley”.

Por lo tanto, “estamos ante una discusión, un planteo del Ejecutivo, donde se vuelve al sistema original de solidaridad, y donde existe una postura diría generalizada en que la situación vuelva a su origen de que las jubilaciones las maneje el Estado. Yo creo que en esta discusión van a surgir cuestiones muy particulares, y va a haber planteos de distintas provincias de un reclamo de mayores fondos”.

Respecto a las fallas en el sistema de las AFJP, “el problema de fondo son las comisiones inexplicables, ya que no hay ninguna empresa financiera en el mundo que para administrar los ahorros cobren un 25 o un 30% de capital. Así que esta es una situación muy particular, que en términos de oportunidad se discute cuándo hacer el traspaso: en época de vacas gordas se iba a decir ‘¿por qué el Estado se hace cargo de lo privado?’, y en época de vacas flacas sabemos que estos fondos se utilizan en compra de bonos del Estado, que el porcentaje que otorgan muchas veces no condice con la propia inflación”.

En este sentido, “en una situación internacional como la nuestra, donde todas las bolsas tienen problemas, es un momento donde muchos están diciendo ‘es mejor que, así como en Estados Unidos y en Europa sale el Estado a tratar de morigerar toda la crisis, en la Argentina se plantee esto’”.

Referido a los posibles beneficios de esta medida, “hoy, en esta crisis mundial, no estarían tan expuestos los fondos a manejos indiscriminados: salir a comprar dólares, euros, cambiar de acciones, etc, y de alguna manera siempre el Estado responde, el Estado no quiebra. Yo, en lo ideológico, siempre fui antiprivatista, y entiendo que este es un mejor sistema, que hay que perfeccionarlo: siempre hay errores que se pueden modificar”.

Comentá la nota