Contactos entre el FV y FCS por la conducción de la Cámara baja

Contactos entre el FV y FCS por la conducción de la Cámara baja

Hay un sector de la oposición que mantuvo conversaciones con operadores del Gobierno.

En los últimos días hubo contactos entre operadores políticos del Gobierno y diputados del FCS con el objeto de llegar a un acuerdo para conducir la Cámara baja. El marco político de estas conversaciones sería un arreglo entre el FCS- Cambiemos y el FV con el objeto de apoyar las políticas que impulsa el Gobierno nacional y trabajar en iniciativas destinadas al desarrollo provincial.

El acuerdo apuntaría a cerrar consensos básicos de gobernabilidad. En esta posibilidad trabajan los diputados más identificados con el PRO y que conformarían un sub- bloque de siete.

Como se informó, ningún sector tiene mayoría en la nueva Cámara baja y será necesario el acuerdo político para ganar la conducción.

Hacia el interior del FCS también hay discusión porque Celestes- Renovadores buscaban lograr un consenso con la Renovación Plural Peronista, que tiene seis legisladores. Sin embargo, hay desconfianza interna porque no se conoce el rumbo que podrían tomar tres legisladores del sector: Macarena Herrera, Alejandro Saadi y Hugo Navarro. A este grupo más "radical" no le cierra un acuerdo con el Gobierno porque argumentan que se perdería la posibilidad de ejercer un rol opositor.

Además, el Gobierno también intentó acordar con la RPP, pero el oficialismo no estaría dispuesto a ceder a las presiones del sector que también apuesta a la Cámara de Senadores y a quedarse con un lugar estratégico en el Ejecutivo. En este caso, hubo una fuerte negativa de varios senadores a cerrar un acuerdo con la Renovación porque pusieron en riesgo la elección en varios distritos del interior. 

Lo cierto es que el FCS tiene urgencia por cerrar un arreglo que le permita mantener los puestos de trabajo de la planta política y es por ello que aceleran las conversaciones.

A partir de diciembre, el bloque del FCS tendrá 17 legisladores y ya demuestra que no será monolítico y que tendrá distintas líneas de acción. El FV contará con 16, la Renovación Plural Peronista que representa a la disidencia peronista tiene 6, el Frente de Unidad Ciudadana incorpora a Hugo Ávila y continuará el bloque Raúl Alfonsín, que pertenece a Analía Brizuela. Hasta ahora ninguna posibilidad se cerró y las negociaciones serán intensas a partir de la próxima semana, ya que el jueves 7 se realizaría la sesión preparatoria en la que asumirán los nuevos y se elegirán autoridades para el período 2017-2019. 

"Alianza con quienes acompañen al Presidente"

La presidenta del bloque del FCS, Marita Colombo, se mostró cautelosa con respecto a la decisión que tomará la oposición en la elección de autoridades de la Cámara baja. En diálogo con El Ancasti consideró que es un momento para sellar un acuerdo con quienes estén dispuestos a acompañar al Presidente porque habrá una agenda legislativa intensa para discutir.

"Todavía no tenemos definiciones, vamos a hacer una reunión en los próximos días, con los integrantes del bloque nuevo y esperamos coincidir en el objetivo de definir una agenda legislativa y una estrategia en común", señaló. 

Colombo recordó que el acuerdo con el F3P fue bueno hasta que concluyó por distintas circunstancias.

"A partir de ahora, la Legislatura tiene un rol importante y nosotros que somos de Cambiemos tenemos un gran compromiso con el proceso político que vive la Nación y hay una agenda legislativa nacional que se trasladará a las legislaturas provinciales. Creo que tenemos la oportunidad para buscar una esquema de alianzas con quienes coincidan con ese criterio de acompañar el proyecto del Presidente de la Nación con un esquema en el que hay que pensar en el desarrollo de la Provincia", sostuvo.

Actividad legislativa 

Por otra parte, la diputada coincidió en que hay factores externos que complicaron la actividad de la Cámara baja, al margen de las dos elecciones que hubo este año.

En este sentido, responsabilizó al oficialismo por las oportunidades en las que evitó sesionar para no tratar la convocatoria al ex ministro de Producción Raúl Chico para que dé explicaciones por el plan tomate.

Coment� la nota