Contacto con las FARC

El cardenal colombiano Darío Castrillón reveló ayer que está gestionando tener un diálogo con el jefe máximo de las FARC, Alfonso Cano, o con un delegado de éste en Europa, para analizar la situación de los secuestrados.
"Estamos esperando a ver qué dice Alfonso Cano y a quién delega, pero ya estamos en la disposición", explicó desde el Vaticano el cardenal, quien preside la Pontificia Comisión Iglesia.

El propósito de ese posible encuentro es buscar la forma de avanzar hacia un acuerdo humanitario entre el gobierno conservador de Alvaro Uribe y la guerrilla, que devuelva la libertad a todos los secuestrados por los rebeldes y siente las bases para un proceso de paz, detalló Castrillón. Se necesitan "salvoconductos" para que los miembros de las FARC puedan viajar a Europa y "todo eso se está hablando", anotó el cardenal, quien no quiso dar detalles de la posible fecha de la reunión ni de en qué país se haría.

Castrillón anunció en agosto pasado que, a través de contactos telefónicos, Cano le manifestó su interés en iniciar diálogos de paz con el gobierno del presidente Uribe. El propio cardenal suplicó el jueves al jefe máximo del grupo armado que fueran liberados todos los secuestrados en poder de esa guerrilla para lograr la paz en Colombia.

Entre ellos están dos militares a quienes los guerrilleros prometieron liberar hace meses, pero las gestiones para lograr esa entrega quedaron en suspenso el martes pasado, tras la orden de Uribe de buscar el rescate militar de todos los secuestrados. Esa orden fue impartida el día en que apareció asesinado el gobernador de Caquetá.

Comentá la nota