Ley de contabilidad: cambios para disminuir la burocracia

El diputado Eduardo Bustelo dejó a la luz el malestar que hay en algunas áreas del Gobierno por los complejos y lentos procesos existentes para hacer uso de los fondos públicos. Además, el legislador afirmó que los delegados fiscales no deben tener permanencia en los cargos.
En más de una ocasión, incluidas gestiones anteriores, se escucharon las quejas de diferentes funcionarios del Ejecutivo provincial por lo burocrático que es el sistema de compras en el Estado, el que establece la Ley de Contabilidad de la provincia. En estos días, esas molestias, que principalmente terminan alimentando la extrema burocracia, han llegado hasta las más altas esferas de los poderes Legislativo y Ejecutivo.

Es por esto que la tercera autoridad de la provincia, el vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, Eduardo Bustelo, salió a tratar de exponer su posición al respecto.

“Yo creo que esta ley no hace ni deja hacer. Es una ley procedimentalista, una ley que está basada mucho más desde el control que desde las facilidades que se le debería dar al Estado para solucionar problemas. Claro que está bien que existan los controles, pero también hay que ejecutar el gasto. Por ejemplo en los casos de emergencia social, usted no puede tardar en comprar drogas destinadas a los enfermos de cáncer o diabetes, luego de un proceso de tres meses. Pasado ese tiempo la gente se muere o la enfermedad avanza. Ese tipo de cosas no son facilitadas a través de la Ley de Contabilidad”, manifestó Bustelo.

Lo que está ocurriendo en determinadas áreas del gobierno provincial es que por los procesos establecidos por esta ley no se estaría llegando a tiempo para dar respuestas a las demandas de la gente. Además se habrían registrado, a esta altura del año, subpartidas presupuestarias que no se han utilizado porque están trabadas en medio de los procesos complejos que establece la Ley de Contabilidad.

Respecto a este último caso, Bustelo manifestó que “hay problemas muy serios con el contador general de la provincia. Hay casos de ministros que se han apersonado con un escribano ante el contador general con la finalidad de dejar certificado que Rafael Herrera no autoriza el gasto que tiene destino emergencial y humano. Es por eso que no estamos hablando de anécdotas, estamos hablando de dificultades reales. Por eso creo que esa ley es un anacronismo y que en términos de modernización del sector público, lo primero que deberíamos modernizar sería la Ley de Contabilidad”, sentenció el legislador.

Para el año próximo

Al parecer este debate respecto a la actualización y modernización de la Ley de Contabilidad no ingresaría para lo que resta de este 2008. Aparentemente habría charlas aisladas entre varios funcionarios de distintos ministerios, pero nada en concreto aún.

“Yo no tendría ningún problema de impulsar un cambio de estas características. Además entiendo que es muy difícil oponerse a lo que yo estoy sosteniendo y no es porque soy muy inteligente, sino porque esto está en la naturaleza de los procedimientos administrativos”, aclaró Bustelo. Aparentemente, la modificación de la Ley de Contabilidad será materia a ocuparse en 2009.

Comentá la nota