El consumo de verduras y de frutas cayó más del 40%

Sólo una parte de lo que se comercializa es producción formoseña. La pérdida del poder adquisitivo es la causa principal de la baja en la demanda. Las frutas que comen los formoseños se compran en otras provincias.
La fruta y la verdura son alimentos cada vez más valorados por sus beneficios para la salud, pero su consumo en la provincia ha disminuido entre un 40% y un 50% durante el último año, según calculan los distribuidores.

"Aunque los formoseños saben apreciar las virtudes de los vegetales, la caída del poder adquisitivo ha llevado a una severa retracción de la demanda", dijeron distintos puesteros a "El Comercial".

Señalaron que a partir de la crisis económica mundial, de la que nuestro país y provincia no están exentos, muchos productores que abastecen el mercado regional han reducido su producción no sólo por la baja en la demanda, sino también por el aumento de los costos del cultivo. "Desde el gasoil para preparación de suelos, las semillas, hasta los fertilizantes y los herbicidas, todo tiene precios regidos por el dólar -detalló-; eso provoca que el productor no pueda sembrar la misma cantidad que antes y que no le pueda poner a lo que sembró todos los agroquímicos necesarios. Es decir, que la calidad de los productos va ser inferior a lo que era en años anteriores", aseguraron.

Variación estacional

Los precios de las frutas y verduras dependen también de las variaciones estacionales y de los fenómenos climáticos. El tomate tuvo un pequeño incremento hace 10 días y ahora bajó ($ 1 el kilo). Los citrus aumentaron ($ 1,80 la docena de naranjas), cuando en invierno era la fruta más barata. La manzana, en cambio, tiende a bajar ($ 1) porque está empezando la nueva cosecha. Ahora ingresa fruta de Río Negro y de Mendoza. La papa viene de Córdoba y, en menor cantidad, de Tafí del Valle y de Las Estancias, Catamarca. Las verduras de hoja son de producción provincial y de Salta y Jujuy.

Sólo por épocas

Indicaron además que en algunas épocas del año, casi el 100% de lo que se vende en Formosa es producido en territorio provincial. Entre las frutas de estación más económicas que ofrecen las verdulerías se destaca la uva, que procede de Catamarca (negra subió $ 1) y de San Juan (blanca, $ 1,40). "La banana tha bajado ($ 4 la docena). Viene del norte, porque la brasileña ya no entra más. La pera, de Río Negro, se vende a $ 1,50 más", dijo un puestero. Agregó que lamenta que el público no pueda acceder a productos importados como el kiwi o el ananá. Pero los paladares exigentes pueden disfrutar opciones como el melón sanjuanino ($ 3 más), la ciruela pampeana ($ 2más) o el durazno mendocino ($ 1,50 más).

A las dificultades que enfrentan los verduleros minoristas, debido a la merma en el consumo, se suman otros factores, como la escasez de monedas -que a veces les impide concretar una venta- y la competencia ilegal de los verduleros ambulantes.

Comentá la nota