El consumo cayó entre 15 y 25% durante abril en Mendoza

La tensión electoral, la incertidumbre sobre el valor del dólar, la crisis económica y la inflación, son algunos de los motivos
La crisis económica, la tensión electoral, la inflación, la incertidumbre sobre la cotización en el dólar e, inclusive, el temor a perder el trabajo, han sido motivos suficientes para que el consumo en Mendoza continúe desacelerándose y caiga entre un 15% y un 25% al cierre de abril respecto a igual período de 2008, tal como lo indican los referentes locales.

Es un contexto que no golpea con la misma intensidad las ventas de supermercados que, gracias a las promociones y descuentos que se ofrecen con las tarjetas de crédito, han logrado mantenerse más allá de la suba de precios.

"En términos de volumen, la caída del consumo en abril es mayor al 15% en promedio respecto del mismo mes del año anterior", sostuvo con preocupación Adolfo Brennan, de la Cámara Empresaria de Comercio, Industria, Turismo y Servicios de la Ciudad de Mendoza (Cecitys).

Mientras, los rubros más afectados, todos aquellos que tienen que ver con el consumo de bienes durables y que no son de primera necesidad, "retrocedieron en más del 20%. Es el caso de las ventas de accesorios, bijouterie, calzados, indumentaria", puntualizó Brennan.

Por su parte Vicente Suriano, de la Cámara de Indumentaria de la provincia, indicó que "entre abril de 2008 y el mismo mes de 2009 las ventas en términos de facturación han caído no menos del 40% (baja del 25% quitando el componente inflacionario)". Además sostuvo que, con el tiempo, la caída pareciera agudizarse cada vez más.

Las ventas en los supermercados de la provincia, que resulta ser un indicador de consumo masivo, no presentan hasta el momento reducciones en sus niveles de ventas, lo que los agentes del mercado atribuyen a las promociones y descuentos que las tarjetas de créditos ofrecen al consumidor, según lo indicó una alta fuente en off.

Ventas con tarjetas

"Pareciera que las ventas de contado caen más que las financiadas a corto plazo sin interés", coincidieron Brennan y Suriano. Por su parte Pablo Kemec, de Tarjeta Nevada, empresa en la que 240.000 clientes en Cuyo realizaron transacciones en el último mes, agregó que "la facturación de los comercios en Mendoza se ha mantenido estable respecto de 2008, ya que el valor de los cupones en promedio ha caído por la menor compra de durables, pero son más las compras de consumo masivo como las de supermercados".

En este sentido Pablo López, de Tarjeta Nevada, especificó que más allá de las acciones concretas de promoción realizadas el año pasado y en 2009 para cada rubro, "si se compara abril de 2009 contra el mismo mes de 2008 la ventas en supermercados se incrementaron un 20% (5% en términos reales). Las que tienen que ver con los rubros de indumentaria y calzado subieron un 10% (cayeron un 5% si se le quita la inflación). Las compras en farmacias presentaron un alza del 5% (-10%); un 21,6% (+6,6%) por encima las ventas de las ópticas, como un aumento en las librerías, típico de la estacionalidad".

Contrariamente, las ventas de productos alimenticios en los almacenes de Mendoza, que son al contado o de fiado, han caído alrededor del 20% casi al cierre de abril (sin tener en cuenta la inflación). A propósito Juan Carlos Nieto, gerente del Centro de Almaceneros de Mendoza sostuvo que "a la gente el dinero no le alcanza y es por este motivo que, en términos de facturación, las ventas en abril cayeron entre un 30% y un 40% respecto del mismo mes de 2008".

La mayoría de las compras financiadas no se extienden a largos plazos. "No hay predisposición de la gente a endeudarse con muchas cuotas a la hora de realizar sus compras", advirtió Brennan, como tampoco a endeudarse por la compra de bienes que no son de primera necesidad.

Por este motivo y porque la gente renovó prácticamente todo su stock en los últimos 2 años, sumado a que actualmente no se financia a 12 cuotas sin interés, es que no logran repuntar las alicaídas ventas de los bienes que no son indispensables.

A propósito López señaló: "La venta de bienes durables y de equipos de GNC con tarjeta cayeron en cada uno de los casos un 17% anual en este mes (-32% en términos reales); las ventas de productos de computación se mantuvieron (-15% sin tener en cuenta la inflación), los materiales de construcción cayeron un 7% (-22%), y los artículos de mueblería retrocedieron un 3% (-18%)".

Comentá la nota