El consumo de alcohol en jóvenes aumentó durante el 2009

El consumo de alcohol en jóvenes aumentó durante el 2009
Cifras del Ministerio de Desarrollo porteño revelan que creció un 6% entre los chicos de 19 y 24 años. En el SAME, atienden diariamente en la calle a 10 personas alcoholizadas
El número de jóvenes de la ciudad de Buenos Aires que consume alcohol desmedidamente se incrementó un seis por ciento el año pasado, según un informe del Observatorio de Adicciones del Ministerio de Desarrollo Social porteño.

El estudio, basado en la última encuesta de hogares del Sedronar de 2009, muestra que detrás de los jóvenes los adolescentes de entre 12 y 18 años lideran la lista de los mayores consumidores.

La cerveza es la bebida que más se ingiere, con 271.000 personas que hacen uso de ella cada fin de semana en la ciudad. En cuanto a la cantidad, del 24,3% de la población porteña que reconoció tomar cerveza en exceso, el 14,3% dijo haber tomado un litro de cerveza durante un día; el 3,9%, dos litros, y el 6,1%, tres litros o más.

Detrás de la cerveza está el vino. Esta bebida es preferida en los adultos de entre 35 y 49 años (el 10,7%) y luego lo siguen los jóvenes de entre 19 y 24 años (el 9,4%).

En diálogo con Carlín, Roberto Canay, director del Observatorio de Adicciones porteño, se mostró "sorprendido" por el aumento en el abuso de alcohol entre los jóvenes. "Esto da una pauta para diagramar las distintas políticas de gestión", dijo.

Por otro lado, el sondeo advierte también que el año pasado creció en la Capital Federal un 15% la asistencia en la calle de personas alcoholizadas. El SAME atendió un total, de 300 personas mensuales, unas 10 por día. De ellos, más del 25% fueron menores de 24 años.

"Se incrementó el consumo de alcohol en jóvenes. Si esto no se atenúa, a fines de año se duplicará la cifra de asistencia callejera a personas ebrias. Los chicos se reúnen en las casas y beben alcohol; después, en los boliches, mezclan con otras bebidas y sus cuerpos colapsan", estimó Alberto Crescenti, director del SAME, al matutino.

Comentá la nota