Consumir por arriba de 1.000 kWh costará hasta 530% más

En Córdoba ya afecta a 850 consorcios de propiedad horizontal.
Los primeros en recibir las facturas "recargadas" están siendo los consorcios de propiedad horizontal, pero en los próximos días el resto de los usuarios del servicio eléctrico de la categoría residencial con consumos superiores a los mil kilovatios hora (kWh) bimensuales acusarán el impacto en sus bolsillos por la eliminación de los subsidios nacionales en el valor de la energía.

Sencillamente, las boletas de Epec correspondientes al período 12/2008, en las que se incluyen las mediciones de noviembre y diciembre, están siendo distribuidas y muestran significativos incrementos que parten del 40 por ciento y llegan al 200. Sin embargo, no se trata de un error: es consecuencia de la aplicación de la resolución 1169 de la Secretaría de Energía de la Nación.

Los administradores de los edificios de propiedad horizontal ya pusieron el grito en el cielo porque este golpe impactará de lleno en las expensas, pero con el correr de las horas el aumento será visible también en los segmentos de la demanda residencial que se ubican encima de los mil kilovatios hora. Una casa con varios acondicionadores de aire, freezers, reflectores y riegos por aspersión, entre otras comodidades, está en esa zona "roja".

De acuerdo con datos que maneja Epec, los clientes con demandas superiores a ese nivel son 20.571, el 3,34 por ciento del total de sus usuarios. Córdoba cuenta con 1.903 consorcios, pero sólo el 45 por ciento presenta facturas con consumos que superan este piso de mil kilovatios, es decir, unos 850 edificios. Todos ellos inevitablemente tendrán aumentos que terminarán en las facturas de las expensas.

Daniel Bonetto, presidente de Epec, fue enfático cuando este diario lo consultó por la suba: "Debe quedar en claro que de este incremento a Epec no le queda un centavo, es el costo de la energía mayorista".

En otras palabras, la Secretaría de Energía resolvió eliminar el subsidio para solventar los costos de generación de la electricidad, pero las generadoras, entre ellas la propia Epec que entrega energía al sistema nacional, no están recibiendo más fondos por esa tarea.

Directo a las expensas. Raúl Viqueira, un conocido administrador de consorcios de Córdoba, puso como ejemplo el caso del edificio Calicanto que en el penúltimo bimestre del año (boleta 10/2008) pagó 1.738 pesos por 5.719 kWh de consumo y ahora en la factura de noviembre y diciembre (12/2008) deberá abonar 3.044 pesos por 5.642 kWh. Ello implica un aumento de 75 por ciento con 100 kWh menos de demanda. Comparado con la factura del último bimestre pero de 2007 el alza es de 135 por ciento.

Los consorcios utilizan la energía eléctrica para iluminar de pasillos, espacios comunes y hacer funcionar los ascensores y las bombas de agua, entre otras aplicaciones. Los propietarios e inquilinos cuentan, por su lado, con medidores individuales para sus propias necesidades y ya tuvieron subas del 40 por ciento desde diciembre de 2007.

Este nuevo cuadro tarifario tiene una vigencia retroactiva desde el 1º de octubre de 2008 hasta el 30 de abril de 2009 y, según los anuncios efectuados en diciembre por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, se combina con la aplicación del Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (Puree) que castiga a los que menos ahorran.

Viqueira remarcó que de ningún modo los consumos de los edificios son superfluos, sino que atienden necesidades básicas para el funcionamiento del sistema de propiedad horizontal. En su momento, Epec había establecido una escala especial para éstos, la que con la resolución 1169 quedó fuera de vigencia.

Por esa razón Viqueira rechazará formalmente ante Epec la facturación del último bimestre, un camino administrativo que podrían seguir otros consorcistas aun cuando la normativa base del aumento es de carácter nacional.

El defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, por su lado, reclamó al Gobierno que se deje sin efecto el Puree para la propiedad horizontal ya que complica más las cosas: le suma al aumento una penalidad por alto consumo. El problema central está en la categorización de los consorcios.

Comentá la nota