Consumidores denunciaron a Wal Mart y Super Vea por vender carne en mal estado.

La Dirección de Defensa al Consumidor realizó inspecciones y actas ante las presentaciones de las personas. Las denuncias se originaron porque una porción de costeletas de cerdo estaba en mal estado y un pollo tenía gusanos.
En sólo cuatro días, la Dirección de Defensa del Consumidor recibió dos denuncias que indican que en importantes cadenas de supermercados adquirieron carne en mal estado. Así lo confirmó Ana María López de Herrera, titular de la repartición, que tiene la misión de defender los derechos de los consumidores.

Ayer en la mañana, en la Delegación de la Dirección de Defensa al Consumidor de Rawson, se presentó Jorge Sambrano para realizar una grave denuncia. “El hombre había comprado un pollo en la sucursal de Super Vea ubicada en calle República de Líbano 297 Oeste. Al llegar a su casa descubrió gusanos en el pollo que estaba de oferta”, relató López de Herrera. El supermercado ofrecía el pollo fresco a $3,65 como la novedad del día.

La denuncia fue recepcionada e inmediatamente una comisión de inspectores y asesores legales de la repartición se hicieron presentes en el local comercial. “A partir de la presencia de los inspectores, los responsables del supermercado suspendieron la oferta al público”, dijo la funcionaria, quien agregó que se incautaron cajas de pollos para determinar su estado. Los procedimientos que siguen ahora son por dos vías: por un lado, solucionar el problema que sufrieron los consumidores; y por otro camino, establecer si los comercios cumplen con las leyes de lealtad comercial y reglamentaciones vigentes para garantizar la calidad de los alimentos. La Dirección de Defensa al Consumidor comunicó la situación a la División de Bromatología para que actúe en consecuencia. Las sanciones que podrían recibir las cadenas de supermercados serían mayores si hay antecedentes con respecto a estas serias falencias.

Desde la División de Bromatología, Raúl Tomba, expresó que se precintaron 80 cajas de pollos de 20 kilos para concretar los análisis en la jornada de hoy. Además, el funcionario sostuvo que habrá un análisis para el pollo que compró el denunciante. Tomba indicó que los controles se efectúan en forma permanente en los supermercados y es así que a Supermercados Vea se les decomisó, hace dos semanas atrás, dos freezer con pescado que estaba descongelado.

Por otro lado, a mediados de esta semana se produjo otro caso similar: una mujer concurrió a comprar carne a la sucursal del Supermercado Wal Mart, ubicado en Rivadavia. “La señora llevó un corte de carne de cerdo, pero al llegar a su casa observó que la carne se encontraba en mal estado tanto por el olor como por el aspecto. Inmediatamente presentó la denuncia ante la Dirección de Defensa al Consumidor”, relató López de Herrera.

La funcionaria manifestó que los inspectores se hicieron presentes y secuestraron varias bandejas de carne más. “La carne no estaba envasada al vacío sino que tenía un cierre hermético y había acumulación de sangre”, sostuvo López de Herrera. La mercadería fue secuestrada y quedó en custodia en el local comercial a la espera de que personal de la División de Bromatología se hiciera presente para realizar los análisis correspondientes. “A la mujer, el supermercado Wal Mart le ofreció devolverle el dinero o que llevara el doble de carne como una forma de política de la empresa, pero la señora no aceptó, porque desea que se tomen las medidas para que la situación no se repita”, indicó la funcionaria.

Comentá la nota