Consulta a los candidatos sobre el derecho de los homosexuales.

La comunidad gay tendrá un panorama algo más claro para las elecciones de mañana: los principales candidatos de Capital y provincia Buenos Aires respondieron un cuestionario con cinco preguntas propuesto por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA).
Además de conocer las opiniones respecto de sus principales reclamos, el objetivo es que las respuestas impliquen un compromiso para sus futuras posiciones en el Congreso.Con la consigna "No vote a los que discriminan", la CHA envió el cuestionario hace poco más de un mes. "Es reconfortante que hayan contestado casi todos los candidatos y la mayoría se expresó a favor. Para nosotros es un compromiso: ahora que dijeron que sí, tendrán que mostrar coherencia a la hora de votar las leyes", aseguró César Cigluitti, presidente de la entidad.

La "sorpresa" fue la respuesta de Néstor Kirchner: en el 2007, la única que no contestó fue Cristina Fernández. El ex presidente dio el "sí" en todos los casilleros y resaltó el "impulso" de su gestión al plan contra la discriminación y la pensión por fallecimiento.El cuestionario les llegó a 34 candidatos de las 12 listas principales, mitad hombres y mitad mujeres. De los resultados se desprendió que ellas mostraron mayor compromiso con los reclamos e incluso tardaron menos en responder: un promedio de 10 días contra 12 de los hombres. El único que esta vez esquivó pronunciarse fue Esteban Bullrich, segundo en la lista del PRO en Capital.

"La comunidad gay lésbica toma en cuenta esta encuesta para terminar de resolver su voto", contó Marcelo Suntheim, secretario de la CHA. Todos los consultados respondieron a favor en tres preguntas: si votarán la modificación para incluir la orientación sexual en la ley contra la discriminación, lo mismo con la prohibición a los homosexuales de donar sangre y otra para derogar los códigos de faltas y contravenciones que criminalizan a gays y travestis.

El tema que generó objeciones fue la adopción por parte de parejas del mismo sexo. "Hay un tercero involucrado y aún no me siento segura asumiendo una u otra postura", aclaró Gabriela Michetti. Ricardo Alfonsín fue más terminante: "Haría que estos niños y niñas sean discriminados por una configuración familiar diferente al de nuestro modelo cultural y además estos niños no serían libres de elegirla o no". De Narváez también puso reparos: "Es un tema demasiado delicado, que no puede ser tratado a la ligera". El candidato de Unión-PRO fue el único que no apoyó la pregunta restante, sobre una ley que garantice igualdad a transexuales y travestis.

Comentá la nota