Cónsul colombiana recuperó la libertad tras ser arrestada por Chávez

La cónsul general de Colombia en Venezuela, María Elvira Cabello, aseguró que el incidente por la detención este domingo de 50 colombianos que tramitaban la renovación de su cédula de ciudadanía en Caracas se resolvió "en buenos términos".
Cabello afirmó que la Cancillería venezolana les pidió disculpas por lo sucedido y solicitó que para la próxima jornada de cedulación se tramite el permiso respectivo en el Ministerio de Interior y Justicia venezolano.

"A las nueve de la noche se nos solucionó la situación y nos dijeron que de ahora en adelante teníamos que pedir permiso al Ministerio de Interior y Justicia a través de la cancilleria venezolana", expresó Cabello a una radio local.

La funcionaria colombiana también confirmó que las autoridades venezolanas les decomisaron computadores, documentos del consulado y pasaportes.

"Ellos quisieron verificar que efectivamente estábamos realizando una jornada de cedulación. Hoy vamos a hacer el inventario, y nos van a devolver los equipos y los documentos", expresó.

La cónsul aclaró que en ningún momento fueron agredidos por las autoridades venezolanas.

El incidente se presentó en momentos en que Colombia y Venezuela protagonizan un nuevo impasse diplomático a raíz de las denuncias del gobierno colombiano respecto a que varios lanzacohetes que Caracas adquirió a Suecia terminaron en manos de las guerrilla de las FARC.

Las tensiones habían subido desde que Bogotá anunció a principios de julio que firmaría un nuevo acuerdo de seguridad con Estados Unidos para que tropas militares estadounidenses tengan acceso a siete bases militares.

El gobierno venezolano considera una amenaza la presencia de nuevas tropas estadounidenses en territorio colombiano, por lo que mantiene en revisión las relaciones con Bogotá.

Comentá la nota