El Cónsul de Bolivia en Jujuy manifestó preocupación por la política exterior del Perú respecto del exilio otorgado a tres ex ministros procesados.

El licenciado Hugo Ramírez Zeballos se refirió a la polémica generada por el asilo político que otorgó el gobierno de Perú a tres ex funcionarios del gobierno de Sánchez de Losada, involucrados en la trágica jornada de octubre de 2003 donde 67 ciudadanos bolivianos perdieron la vida como consecuencia de una brutal represión policial.
Zeballos afirmó que "existe preocupación en el actual gobierno por cómo se está aplicando la política exterior por parte del gobierno del presidente de Perú, Alan García, ya que en Bolivia se ha instaurado un proceso contra todas aquellas ex autoridades que han participado en la masacre de octubre donde han fallecido una gran cantidad de bolivianos merced a que el gobierno de Sánchez de Losada ha mandado a las fuerzas armadas y a la policía a reprimir".

El cónsul destacó que no solo Perú ha servido de refugio para las ex autoridades acusadas sino "el propio ex presidente, Sánchez de Losada, se encuentra junto a otros ex ministros asilados en los EE.UU".

En este escenario el graduado se pronuncio sobre la necesidad de que dichos gobiernos revean su postura dado que "es una necesidad del pueblo boliviano". "Cuando se trata de delitos de lesa humanidad realmente no hay gobiernos que puedan otorgar asilos. Y si no son responsables, la justicia lo dictaminara de esa manera", sostuvo Zeballos.

Respecto a las posibles reacciones negativas que pueda traer este dilema en las comunidades de las distintas naciones, el representante de los bolivianos en Jujuy manifestó que "espera que esto no se dé porque en definitiva somos un mismo pueblo separado por líneas fronterizas".

Comentá la nota