Construyendo ficciones

Las obras públicas siempre generan polémica. Los precios y las licitaciones dejan dudas a la oposición y más a los vecinos, que son quienes finalmente deberán pagarlas. Presentamos aquí dos versiones sobre un mismo tema.
Concejal Carlos Katz

N&P: -¿Existe alguna revisión por parte de la Municipalidad sobre el costo que deberán pagar los vecinos por el alumbrado público extraordinario, que según testimonios, se abonará de sus bolsillos y no vía impuestos?

Carlos Katz: -Todavía no tenemos novedades de la gestión. Lo más claro que explicaron es que el vecino iba a ser beneficiario, pero que a la vez iba a sufrir un importante endeudamiento sobre su propiedad, de lo que la mayoría no sabe nada. La gente del común no se entera de los registros de oposición, apenas si se cubren las formalidades de publicación en medios de la ciudad. No hubo nada en concreto de lo que nos hayamos enterado los concejales que integramos la Comisión de Obras.

Sin discusión previa

C.K.: -Tratamos de estar activos, de plantear la necesidad de que el municipio otorgue mayores facilidades al vecino. Porque no hay que olvidar que éstas son obras que se están haciendo con dinero que el Estado nacional giró a la Municipalidad, por lo tanto es dinero que no genera obligación de devolución: no es un préstamo a devolver. Se intenta poner al cobro, para que vuelva a existir la contribución por mejoras. En eso estamos de acuerdo, pero no existió una discusión minima, razonable y sobre todo, respetuosa del contribuyente. Creen que el Estado municipal es una empresa particular que se maneja a gusto de cada funcionario. Y esto recién empieza, porque se publicó la semana pasada el registro de oposición para la construcción del cordón cuneta más pavimento, que da $9.100 a cargo del vecino. Yo no sé cuántos vecinos van a poder afrontar ese costo; el Estado va a terminar subsidiando.

N&P: -El criterio no queda claro. ¿Por qué no se establece una política de cara al vecino? La contribución por mejoras debe ser explicitada. ¿De dónde surge el precio de casi $20.000 por tres luminarias en cada cuadra?

C.K: -Los precios surgieron de la competencia en la licitación, donde, a decir verdad, hubo buena concurrencia. Distintas empresas ganaron diferentes cosas. Es raro, porque en esta gestión venían ganando repetidamente las mismas empresas. En este caso hubo pequeñas zonas diferenciadas que fueron ganadas por distintas firmas. Creo que lo que hay que revisar es cómo se aplica un sistema de contribución por mejoras, con un poco de sentido común y criterio. En este caso no se habló con vecinalistas ni con vecinos.

La decisión fue de Conte

N&P: -¿Por qué los vecinos no participaron de la decisión, si lo van a pagar ellos?

C.K: -El ingeniero Conte resolvió en qué barrios se realizaba la obra de forma gratuita, lo que se denomina el PRONURE, por el que decidieron no cobrarle al vecino, y en qué barrios se realizará el alumbrado especial. Donde se ponen columnas a nuevo, se eliminan los denominados bracitos. Estuve en reuniones en las que Conte decía a los vecinos que ellos eran gente con buenos recursos, y en realidad estaba hablando con vecinos que eran gente súper trabajadora. Seguro que les cuesta mucho estar al día; que no tengan deudas con la Municipalidad no significa que pueden pagar 120 pesos por el alumbrado. Y esto se traduce en un mal humor social que la gestión no advierte, porque les llega una sola versión de la realidad, que muchas veces es ficticia. La gestión de Pulti tiene estas cosas… Personalmente, el otro día intenté explicar del mejor modo posible que no está todo bien, aunque la tapa de un determinado diario lo asegure. Estamos al tope del desempleo; la gente no la está pasando genial en Mar del Plata. Entonces exigirle una cuota más al vecino, es una decisión que hay que pasar por un tamiz de sentido común que la gestión de Pulti no tiene.

Concejal Juan Junakovic

N&P: ¿Está usted involucrado en una maniobra de corrupción con el Gobierno de Pulti por las obras de alumbrado?

Juan Junakovic: -No, lo niego tajantemente. No estoy involucrado en ningún acto de corrupción.

N&P: -Es lo que afirmó el concejal Carlos Katz…

J.J: -Katz es un tendencioso. Más cuando él formó parte del Gobierno anterior, en el que había un secretario de Obras que tenía empresas y realizaba obras. Entonces estaba todo bien. Lo que sí admito es que yo pertenezco a una empresa que fue formada hace cuatro meses, y en la que me invitaron a participar por mi vasta experiencia en obras tanto públicas como privadas, para tratar de insertarse en el tema.

Nosotros comenzamos a armar la empresa, a formarla y surgió el tema de las luces. Tengo que decir que la sociedad de fomento de López de Gomara, como explicó el concejal Abud, nunca pidió este plan de luces. A raíz de una serie de hechos delictivos en un sector difícil del barrio, un grupo de vecinos tomaron la posta y se dirigieron a la sociedad de fomento. Yo me acomodé en un rincón como cualquier otro vecino, y se comenzaron a gestar ideas para mejorar la seguridad; entre ellas, una de las principales era contar con una buena iluminación en un sector del barrio.

Una vez más, Conte

J.J: Así comenzó. Persiguieron al ingeniero Conte por casi dos meses, le pidieron un plan de luces especiales para el barrio, y él dijo que sí. Yo imaginé que iba a surgir un problema, porque otros sectores del mismo barrio iban a exigir lo mismo, como efectivamente sucedió. Los vecinos quieren las luces que se están colocando. Yo no digo que sean baratas; es más, se lo dije al intendente Pulti personalmente. El me respondió textualmente: "después veremos cómo, cuándo y cuánto vamos a pagar".

N&P: Ir a comprar una luminaria de última tecnología puede costar menos de $300. Muchos opinan que es mejor colocar el bracito que la columna entera. Ustedes lo hicieron al revés, pero hay gente que lo hace por cuenta propia.

J.J: -Bueno, si yo le contara todo el entorno… El brazo tiene ese costo, incluso un poco más, pero la columna es otra historia. También hubo gente que fue a averiguar el precio y les pasaron más de $1.000.

Además hay otro tema que es necesario plantear en el tema de los costos. La cantidad de impuestos incluidos en una obra pública es impresionante, y eso encarece mucho. Son costos que hay que tener en cuenta en el momento de hacerla, porque aparece el IVA y una serie infinita de impuestos. El costo de los empleados de la empresa, que están en blanco y cobran religiosamente, también encarece la obra. Yo hace 30 años que comencé a trabajar en obras públicas, acá en Mar del Plata, en el sur en medio de la nieve y del barro, en La Pampa. Tengo una historia de vida que no creo que el concejal Katz pueda acreditar de sí mismo de ninguna manera.

Mantelectric y Suramero

Cuando se le preguntó al concejal Juan Junakovick por sus empresas, explicó:

"ganó la obra la empresa Mantelectric, una empresa nacional muy grande, que tiene colocadas 750.000 luminarias en todo el país. Yo tuve una pequeña empresa propia y trabajé en otras empresas del rubro. Cuando ellos tomaron la obra yo tomé contacto, nos presentamos y nos pidieron un precio para subcontratar, lo que mismo que les habían pedido a otros que ya habían pasado. Y tuvimos el mejor precio. Acá no hay nada espurio, es un medio de vida decente y la realidad es que todavía no cobramos nada. Estamos trabajando en un proyecto para tener mayor capacidad técnica y presentarnos en otras obras. El concejal Katz se agarró de esto vilmente, me pegó como si en esto hubiese algo tramposo, y no es así. Él se olvida que trabajamos codo a codo contra Pulti durante las elecciones; no sé qué le pasa, no se si quiere tomar esto e involucrarme en un acto de corrupción".

Preguntado sobre por que la obra resultará tan onerosa al vecino, manifestó que la base de la obra la pone la Municipalidad; sobre ella se trabaja y se pasan los precios. "Suramero, mi empresa, que es la que asesoro, no se presentó a ninguna licitación; la ganó Mantelectric, y los costos surgen de la base que presenta el municipio junto con la empresa. Estuvimos reunidos con vecinos de Los Tilos, La Florida, Virgen de Luján y Malvinas, y todos están pidiendo obras. Los de Malvinas ya las están haciendo, y la quieren como en nuestro barrio. Les expliqué que en un sector de López de Gomara se realizará el cambio de bracitos del Pronure y me dijeron que no, que prefieren el otro sistema aunque tengan que pagarlo".

Comentá la nota