Construyen en la Región 30 "casas solidarias"

Un total de 30 casillas de madera están siendo construidas este fin de semana en nuestra región por la ONG "Un techo para mi país", que en el país funciona desde 2006 tomando el ejemplo de lo que empezó en Chile en 1997 y se extendió hasta el momento a quince países de Latinoamérica.
En 4 y 514, de Ringuelet, como así también en el barrio Villa Nueva de Berisso, y en un sector de Ensenada, unos 300 jóvenes trabajan por estas horas en la construcción de 30 casas para familias carenciadas. En algunos casos las levantan en los fondos, y si los terrenos son chicos se derriban las casillas muy precarias para reemplazarlas por otras de bloques de madera prolijamente distribuidos y pintados con aceite quemado para evitar el ingreso de humedad.

Sofía Bernat, que integra la ONG y ayer se encontraba trabajando palmo a palmo con sus compañeros en Ringuelet, sostuvo: "el año pasado ya se había hecho una construcción masiva de viviendas en La Plata y Ensenada, lo mismo que en mayo de 2009. Ahora estamos nuevamente ayudando a la gente y la verdad es que así nos sentimos muy felices por cumplir los objetivos".

"Un techo para mi país" se solventa con donaciones que realizan particulares y empresas, pero por el momento "no recibe ningún fondo de público, de Gobierno". En ese sentido, sostuvieron que "en Chile y algún otro país sí tienen ayuda del Estado, pero acá todavía eso no ocurre".

Cada una de las viviendas posee aproximadamente 10 metros cuadrados. "El primer día es el trabajo más difícil y engorroso porque hay que hacer los pozos donde se colocan los pilotes para que la casilla sea fuerte, luego sigue lo demás hasta que las familias quedan con una nueva vivienda", concluyó Sofía que llegó desde Tres Arroyos a la Ciudad para trabajar con la ONG.

Comentá la nota