Construirían más viviendas

(Eduardo Castex) - El bloque del Frente Pampeado Cívico y Social (Frepam) presentó un proyecto de ordenanza para que la comuna castense venda una decena de plateas de cemento proyectadas para construir viviendas en el "Barrio Nervi", lindante al barrio Adolfo Sala.
Los concejales oficialistas pretenden avanzar con la construcción del barrio municipal, vendiendo los cimientos y los planos de construcción a 11 mil pesos en cuotas accesibles mensuales, con un interés que oscilará entre el 0,5 y 1 por ciento mensual, para los adjudicatarios inscriptos en los padrones municipales hasta el 30 de julio de este año.

La comuna pretende recuperar parte del dinero invertido en el año 1999 por la administración justicialista, cuando en plena interna partidaria anunció un frustrado proyecto de construcción de 100 viviendas para madres solteras, solteros y familias de escasos recursos económicos. Parte de esas plateas, ya fueron vendidas durante la gestión de Luis Ordóñez, dando origen al barrio municipal Nervi. Las restantes saldrán a la venta ahora, por iniciativa del Frepam.

Los concejales oficialistas proponen autorizar al departamento Ejecutivo a adjudicar los terrenos que cuentan con plateas base de construcción ubicados en el Barrio Nervi. "Los predios solo podrán ser destinados a la construcción de vivienda unifamiliar del adjudicatario y el plazo para principiar la obra no podrá ser superior a los 120 días", expresa el texto.

Precio.

Los concejales proponen que el precio total del terreno, plateas y planos ascenderá a 11 mil pesos, que será abonado por el adjudicatario en la forma que establezca con el departamento Ejecutivo local, pero que no podrá superar las 36 cuotas, con un interés mensual del 0,5 al 1 por ciento mensual.

Los adjudicatarios deberán ser mayores de 18 años y tener domicilio en Eduardo Castex, con una antigüedad no menor de 5 años. Deberán tener ingresos mínimos comprobables del equivalente a un sueldo mínimo garantizado para agentes de la administración publica, que equivale a 2,050 pesos. Para ello se contabilizarán todos los ingresos del grupo familiar conviviente.

Los adjudicatarios no deben ser titulares ni poseedores a título de dueño, de vivienda, como así tampoco adjudicatarios de casas municipales o del IPAV, excepto aquellos titulares de una única nuda propiedad si aún viviese el usufructuario. El postulante podrá sumar documentación que acredite sus posibilidades de construcción en el corto plazo.

Comentá la nota