Construirán veinte viviendas "móviles" en el barrio La Ilusión

La organización no gubernamental "Un techo para mi país" que trabaja sin fines de lucro en la emergencia habitacional, comenzará a construir esta semana veinte casas en el barrio "La Ilusión", donde vienen trabajando desde el año pasado y donde ya construyeron treinta viviendas anteriormente. Esto se lleva a cabo en el marco de un plan de construcción de cien viviendas en cinco barrios específicos de toda la provincia.
Se trata de viviendas de características básicas denominadas "mediaguas", que tienen una superficie de 18 metros cuadrados y son de madera y chapa, de fácil construcción. Las mismas se llevan a cabo en un plazo de dos o tres días, dependiendo de distintos factores, entre ellos el climático.

"Ahora se acerca la etapa más importante para nosotros y para las familias: la construcción concreta de las casas", expresó Florencia Oviedo del área de Detección y Asignación de la organización, "trabajamos arduamente todo el año para poder concretar dichas construcciones, las cuales se llevan a cabo durante un fin de semana".

El proceso de selección de las familias que se verán beneficiadas con la construcción de las viviendas en el barrio La Ilusión, se llevó a cabo desde el mes de octubre del año pasado a través de encuestas. Fueron cerca de setecientas familias las encuestadas y la mitad de ellos, según se pudo conocer a través del trabajo de la organización, necesitan la vivienda.

Sin embargo, para adjudicar las construcciones a sólo a veinte familias se analizó cada caso particular y se determinaron las prioridades.

Alrededor de mil voluntarios -cada casa requiere diez voluntarios- están destinados a la tarea que se realizará en la ciudad y en otras cuatro de la provincia, donde se construirán en total cien viviendas este año. En el país, a través de esta metodología, "Un techo para mi país" ya lleva construidas ochocientas casas en total. Sólo en nuestra ciudad, el año pasado se construyeron treinta, a las que se sumarán las veinte de esta semana.

CASA PROPIA EN TERRENO AJENO

El trabajo que viene realizando la organización no gubernamental, despertó el alerta en el ámbito municipal, tanto en el Ejecutivo como en el Deliberativo. El problema se generó en torno a que el barrio La Ilusión, donde se construirán las viviendas, está asentado sobre terrenos usurpados.

De acuerdo a los pedidos de informes surgidos desde el Concejo Deliberante, la agrupación sin fines de lucro dejó en claro a los ediles que las viviendas que se construyen son consideradas bienes "muebles" ya que se construyen con bloques y sobre pilotes de madera, que la aíslan de la superficie. Esto permite que puedan ser retiradas del lugar y trasladadas hacia otro lado sin inconvenientes.

Por otra parte, si bien se tiene en cuenta la tarea de la agrupación, desde el Municipio fue criticado el sentido asistencialista, al que se respondió indicando que las viviendas no se regalan ya que cada familia aporta un 10% de su costo.

Comentá la nota