Construirán en Salta 6 mil soluciones habitacionales

De un total de 3 mil millones de pesos, a la Provincia le corresponderán 504 millones.
La mitad de las viviendas serán levantadas en la Capital. El resto, en localidades del interior.

Dentro de los próximos tres años se construirán en Salta 6 mil soluciones habitacionales, gracias a un convenio al que suscribió el gobernador de la Provincia Juan Manuel Urtubey con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, ayer en la Casa Rosada.

De esta manera, sobre un total de 3.000 millones de pesos provenientes de fondos de la ANSeS, Salta recibirá 504 millones que serán invertidos en todo el territorio provincial para levantar estas edificaciones.

Luego de la firma del documento, el gobernador expresó su satisfacción por el acuerdo logrado, señalando que "es importante que la Nación apueste a la realización de viviendas a lo largo y a lo ancho del país, por el efecto multiplicador que las obras generan y porque el objeto final es atender a una demanda recurrente en todas las provincias".

Además, el mandatario salteño indicó que "ante una situación de crisis financiera internacional, que la Argentina haya optado no retraer la economía utilizando las viejas recetas, es muy positivo. Hay que encarar estos momentos reactivando las obras que tienen efectos multiplicadores para los habitantes del país".

La Presidenta

Por su parte, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo que "la financiación en la construcción de viviendas tendrá un gran impacto en la actividad económica de Argentina", al tiempo que no dudó en afirmar que "también se notará un gran impacto en la sociedad en su conjunto".

"Estamos dando una respuesta fuerte a quienes todavía no han tenido la suerte de tener una casa, y lo hacemos con el ahorro de los argentinos, recuperando para la administración en la esfera de lo público", finalizó la titular del Poder Ejecutivo nacional.

Dos etapas

Las obras se realizarán en el marco del Programa Federal Plurianual de Construcción de Viviendas, que tiene como principal objeto aumentar la inversión pública en el sector habitacional.

Según los datos que se manejan sobre el tema, en una primera etapa se construirá el 50 por ciento de las viviendas en Capital y el resto en el interior. Para ello, se utilizarán bonos de la ANSeS de reconversión a quince años, con dos años de gracia al 9 por ciento anual. Este dinero se devolverá a la Nación a través del pago de cuotas FONAVI (Fondo Nacional de la Vivienda).

Para extender la mano de obra utilizada en la construcción de las casas, se fraccionarán las obras, para que sean realizadas por pequeñas y medianas empresas de cada provincia.

El IPV

Del acto llevado a cabo ayer en Buenos Aires también participó la titular del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Adriana Krumpholz. Consultada por El Tribuno sobre el tema, Krumpholz dijo que "por suerte vamos cumpliendo con todos los pasos para brindar soluciones habitacionales a la gente. Un gran paso fue la firma del convenio que realizamos hoy (por ayer)".

De acuerdo a la funcionaria, la Provincia se adelantó y ya presentó ante la subsecretaría de Vivienda de la Nación un proyecto para comenzar cuanto antes la construcción de unas 1.600 viviendas que serán distribuidas en Capital y en el interior.

"Ese es nuestro primer paso. Ahora resta que nos autoricen ese proyecto y comenzaremos a delinear plazos", señaló.

De esta manera, se calcula que en los tres años de gestión que le restan al gobernador Juan Manuel Urtubey se completarán las 6 mil viviendas acordadas con el gobierno de Cristina de Kirchner.

Acondicionarán las escuelas

Hasta el 2 de marzo próximo las escuelas públicas tendrán que estar en buenas condiciones edilicias para que ese día las clases comiencen sin demoras en la provincia. Para eso el Gobierno distribuirá poco más de $ 8 millones entre los municipios donde se realizarán obras menores, como desmalezamiento, pintura, cambios de focos y vidrios, y mantenimiento de instalaciones eléctricas.

El dinero se asignará de acuerdo a la cantidad de alumnos y las necesidades de cada establecimiento: se establecieron cuatro categorías, que van desde los $5.000 (para las escuelas con entre 15 y 20 alumnos) y los $11.250 (para las que tienen una matrícula superior a los 700 alumnos); a esos montos hay que sumarle $350 extras que los directores deberán usar para comprar un matafuego y otras partidas que alcanzarán para la compra e instalación de alarmas, proyecto que avanzará por etapas y que arrancará próximamente en los departamentos Capital, Orán y San Martín.

Más de treinta intendentes firmaron ayer el convenio que puso en marcha el programa para refaccionar 1.050 escuelas, el gobernador Juan Manuel Urtubey lo refrendó en un acto realizado en Casa de Gobierno.

El 60% del total que recibirá cada municipio será transferido esta semana y el 40% restante durante febrero.

Comentá la nota