Construirán clínica de alta complejidad.

Estará ubicada en la zona de la Vega y la habilitarán parcialmente a fines de 2010. La iniciativa es de un grupo de profesionales nucleados en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CEDIT).
San Martín de los Andes > Fue presentado en el salón municipal el proyecto de una clínica de alta complejidad, que se construirá próximamente en esta ciudad, y cuya primera etapa demandará una inversión de 2 millones de dólares.

Se trata de una iniciativa de profesionales de la ciudad nucleados en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CEDIT), que se emplazará en la zona de la Vega, y se estima que quedará concluida en su totalidad para el año 2012, y que generará unos 120 puestos de trabajo permanentes.

En la etapa inicial el edificio contará con una unidad de terapia intensiva, dos quirófanos, sala de partos, guardia las 24 horas, laboratorio, diagnóstico por imágenes con tomografía, radiografías, ecografías, Rayos X, tres consultorios externos, una unidad móvil de traslados y sala de internación con habitaciones dobles e individuales. Está prevista su habilitación para fines de 2010.

En declaraciones radiales, Gustavo Di Leo, uno de los impulsores del proyecto, señaló que “la idea es comenzar con esta primera etapa que permitirá que San Martin pueda contar el año próximo con una terapia intensiva e internación privada.”

“Con lo que genere a partir del funcionamiento, más las inversiones de capital, continuaremos con la segunda etapa en la que se ampliará el área de internación y de terapia intensiva, doce consultorios externos para totalizar quince, y se creará el servicio de diálisis”, agregó.

Tecnología

Di Leo explicó que “en la tercera etapa se pondrá en marcha el centro de rehabilitación, un sector de Hemodinamia, y la apertura de un auditorio para setenta personas con circuito cerrado de televisión, que permita realizar videoconferencias y cursos de actualización”.

El profesional sostuvo además que “la clínica de alta complejidad está pensada para atender la demanda de una ciudad en crecimiento permanente. Sabemos que en la primera etapa nos estamos quedando cortos, pero hay que saber que sostener un servicio de salud es muy costoso”.

Expresó que este emprendimiento servirá de complemento al hospital, y que existe la posibilidad de que algunos servicios puedan modificarse.

“Hicimos el proyecto pensando en que sea viable y sustentable en el tiempo. Si tomamos en cuenta que cada cama de internación requiere como mínimo de dos trabajadores, se generarán unas 120 fuentes de empleo permanente, más los indirectos como proveedores, técnicos externos, entre otros”, manifestó.

Di Leo indicó que a pedido de la intendenta Luz Sapag, y para tratar de descentralizar y descongestionar el casco histórico de la ciudad, “estamos hablando con el Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN), para que dentro de la clínica cuente con un espacio de atención para que el afiliado no tenga que ir al centro a realizar trámites, sino que pueda hacerlos directamente allí”.

Comentá la nota