Construirán 5.500 casas con los fondos previsionales

El ambicioso plan nacional comenzará en Mendoza. La Presidenta y el Gobernador firmarán el convenio el miércoles.
El primer convenio que firmará la Nación con una provincia, para construir viviendas con fondos de la Anses, será con Mendoza. El acuerdo respectivo para ejecutar 5. 500 viviendas en tres años, por un monto de 462 millones de pesos, será rubricado el miércoles, a las 18, entre la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador Celso Jaque, en un acto que se realizará en la residencia presidencial de Olivos.

A la ceremonia han sido invitados los 18 intendentes mendocinos, directores de viviendas y representantes de empresas constructoras locales, según lo informó el ministro de Infraestructura, Vivienda y Transporte, Francisco Pérez.

Mendoza es la primera provincia que ha logrado presentar las distintas operatorias enviadas desde los municipios. La financiación con dineros de la Anses será mediante la formación de un fideicomiso con el Banco de la Nación Argentina y será en la devolución de los fondos con un año de gracia, con la garantía de los dineros que envía el Fondo Nacional de la Vivienda y que llegan al Instituto Provincial de la Vivienda. El plan es al margen de lo presupuestado anualmente, es decir del plan normal de viviendas que realiza la Provincia.

"Estos fondos están al margen de los planes que se vienen trabajando con la Secretaría de Vivienda. En el caso de los 462 millones de pesos se financiarán las viviendas de 50 metros cuadrados cubiertos. El Banco de la Nación Argentina intervendrá en la financiación, en pagos y liquidaciones. El plan determina que los gobiernos provinciales trabajen en las operatorias con cada uno de los municipios. De esta forma se ha pedido a las comunas que readecuen los planes o proyectos que habían presentado. Además cada operatoria no puede superar las 50 viviendas", indicó Francisco Pérez.

Según el ministro, las viviendas que conforman el plan se suman a las licitaciones ya efectuadas en Mendoza en los primeros días del año por 1.807 casas y a las 1.403 cuya construcción se iniciará en los próximos días.

Pérez destacó la significación que tiene el acuerdo, ya que permitirá una importante reactivación en el mercado de la construcción. Indicó que lo importante será luego que los adjudicatarios de esas casas paguen sus cuotas, ya que los fondos deben ser devueltos a la Nación. De lo contrario se liquidará la garantía y se perjudicará a otros mendocinos en el acceso a los planes de viviendas normales que se ejecutan con fondos Fonavi.

Actualmente el IPV tiene una morosidad del 50% y mayormente es de adjudicatarios que pagan por sus casas cuotas de entre 30 y 50 pesos, es decir de planes que se concretaron hace muchos años.

Comentá la nota