Los constructores reiteraron reclamos

Alertaron sobre eventuales "consecuencias no queridas" por demoras en pagos de obras públicas provinciales.
Constructores adheridos a la delegación Santa Fe de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), alertaron hoy sobre la "preocupante" situación del sector que trabaja la obra pública provincial, como consecuencia de la prolongación de los tiempos de pagos oportunamente anunciados unilateralmente por el gobierno, y la sostenida pérdida de rentabilidad empresaria.

"Este panorama puede derivar en consecuencias no queridas por el sector, porque están en juego puestos de trabajo y la continuidad de numerosas obras", coincidieron en señalar los empresarios, reunidos en asamblea, que presidió el titular de la entidad local, Roberto Pilatti, acompañado por los restantes directivos de la delegación.

El debate puso de manifiesto el ánimo de los asistentes ante las dificultades que se presentan, especialmente en el sector ligado a la obra pública que se financia con rentas generales, y ante la situación financiera de la provincia, que ha provocado significativa mora en el pago de los certificados.

Además, se mencionó el tema de las redeterminaciones de precios establecidas por el régimen legal vigente, el otorgamiento de oficio por parte de las reparticiones comitentes de los planes de trabajo y curvas de inversiones contractuales por no contarse con partidas presupuestarias suficientes para sustentar los mismos.

"Irrisoria"

Según admitieron, "el sector no puede afrontar más inversiones y gastos en las obras, una consecuencia lógica generada por la falta de pago en tiempo y forma". Enfáticamente se indicó que, mientras el Estado no abona sus obras, la tasa de interés por mora que reconoce "es irrisoria". Explicaron que para el caso de mora en el pago de los certificados, debería facilitarse el acceso al crédito. "Esto es la posibilidad de descontar los certificados de obras provinciales a tasas razonables en bancos en los que opere la provincia. Además, la provincia deberá reconocer y abonar intereses por el término de la mora, a tasas de mercado (22/25%) y no la del 2%, basada en normativas de tiempos de la convertibilidad", señalaron.

Varios constructores indicaron que cuando el Estado anunció, el 20 de abril, que 120 después comenzaría a abonar los certificados, como consecuencia de complicaciones financieras, dicho plazo fue superado en la práctica. Aclararon, no obstante, que se abonan sin mayores inconvenientes los certificados de obras que poseen financiamiento externo y las generadas por el Fondo Federal Solidario, generado por las retenciones a la soja.

Finalmente, los constructores plantearon la necesidad de gestionar una audiencia al gobierno provincial para reiterar el reclamo, ante el convencimiento de las consecuencias de este cuadro de situación, no sólo en el sector empresario sino también en el laboral.

Comentá la nota