El 80% de los constructores prevé un 2009 favorable.

Lo aseguró el secretario de Obras Públicas, José López. Tras el 5% de crecimiento en el sector en un 2008 golpeado por la crisis financiera, la construcción "tiene una expectativa favorable", señaló.
Así coincidieron desde el ámbito público y privado. Esta visión positiva se fundamenta en que a pesar de la difícil coyuntura internacional, durante el 2008 la actividad en la Argentina creció 5 por ciento. "El año termina bien", resaltó el secretario de Obras Públicas, José López.

La industria de la construcción, que fue uno de los principales impulsores de la recuperación económica luego de la crisis de 2001, prevé un 2009 favorable para el sector, coincidieron desde el ámbito público y privado.

Esta visión positiva se fundamenta en que a pesar de la difícil coyuntura internacional, que comenzó con la crisis de las hipotecas subprime (de alto riesgo) en los Estados Unidos, durante el 2008 la actividad de la construcción en la Argentina creció 5 por ciento.

"El año terminó bien", resaltó el secretario de Obras Públicas, José López, en referencia al crecimiento anual de 5 por ciento en el negocio de la construcción registrado en el 2008, "teniendo en cuenta el contexto internacional" desfavorable.

En declaraciones radiales, el funcionario aseguró que "más del 80 por ciento" de los constructores "tiene expectativa favorable" para el 2009, cuando la "economía va a crecer en el orden de los 7 puntos, lo que es tremendamente importante".

También consideró que la inversión que prevé el gobierno "como mínimo tendrá un impacto de dos puntos", en la economía general del país.

Por su parte, el titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, instó al sector a "tener los cascos puestos para trabajar" durante 2009.

En tanto, el secretario de la entidad, Gregorio Chodos, aseguró que las expectativas para 2008 "se han cumplido totalmente", y remarcó que el sector creció "en forma constante durante los últimos cinco años".

Para 2009, la CAC prevé que "la obra pública va a compensar la caída del sector privado" que, al igual que en el mercado internacional, "es obvia y conocida".

Para incentivar al sector el Gobierno anunció un plan de obras públicas, que dinamizará el aspecto multiplicador de la industria de la construcción.

De los 111.000 millones de pesos a invertir en el plan, 57 mil millones se deberán ejecutar a lo largo del año que ayer se inició.

La visión positiva del secretario de Obras Públicas aludía a la encuesta de expectativas que el INDEC efectúa entre los empresarios del sector, que indicó que 80,5 por ciento de los hombres de negocios cuya actividad se orienta al emprendimiento estatal, cree que este año será positivo en virtud del plan anunciado por la presidente Cristina Kirchner.

Asimismo, la superficie a construir a partir de los permisos de edificación otorgados para realizar obras privadas, registró un aumento en noviembre último de 6,9 por ciento, contra igual mes de 2007.

Tanto el plan de obra pública como el estímulo a la compra de autos cero kilómetro para el nuevo año, son dos de las principales iniciativas oficiales para enfrentar los coletazos de la crisis internacional, que comenzó en el sector financiero y se trasladó luego a la economía real.

Comentá la nota