Constructores avanzan en un reclamo conjunto por la deuda de la Nación

La Cámara que nuclea al sector busca el respaldo de la UOCRA y de los legisladores nacionales.
La Cámara de la Construcción iniciará una ronda de entrevistas con distintos sectores para finalizar en un reclamo conjunto por los 121 millones de pesos que la Nación adeuda a la Provincia que corresponden a distintos programas de viviendas.

El próximo lunes al mediodía la entidad se reunirá con la Unión Obrera de la Construcción para analizar los problemas por los que atraviesa el sector. El jueves último mantuvieron una reunión con los diputados Genaro Collantes y Raúl Paroli (FCS). Además, solicitarán un encuentro con todos los legisladores de la oposición para interiorizarlos sobre la situación. La intención de la entidad es elaborar un documento conjunto que exprese la preocupación de los constructores, el Gobierno provincial y los legisladores nacionales por el atraso en el flujo de las partidas.

El presidente de la entidad, Fernando Capdevilla, explicó que desde finales de 2007, el Gobierno nacional adeuda unos 121 millones de pesos que corresponden a distintos programas de viviendas que ya se ejecutaron en la provincia. En algunos casos, el Estado pagó con fondos del Tesoro Provincial luego de que se completó con el trámite de certificación de obra.

Además anticipó que la Cámara ya pidió una audiencia con el ministro de Hacienda, Mamerto Acuña, para dialogar por algunas obras que fueron presupuestadas con fondos del Tesoro Provincial y cuyos pagos también están atrasados.

Por otra parte la Confederación de PYMES Constructoras de la República Argentina, a la que pertenecen algunas empresas de Catamarca, reclamaron ser convocadas a la mesa del diálogo que lleva a cabo el Gobierno Nacional y pidieron que no "sólo se hable de reformas políticas, sino que sirva para discutir medidas efectivas para reactivar la construcción, que vive un crítico proceso".

"Necesitamos ser escuchados porque nuestro sector vive un momento crítico porque los trabajos privados se redujeron y las obras públicas tienen un serio retraso en los pagos" señala la entidad que nuclea a pequeñas empresas de la construcción de todo el país.

Crisis

Capdevilla explicó que a partir del impacto de la crisis financiera hubo una desaceleración en el ritmo de la construcción. "También hemos pedido una reunión a los funcionarios del Gobierno por esta crisis. La idea es juntarnos para realizar un programa de contingencia, de manera que podamos sobrellevar este momento de la mejor manera posible. De la construcción depende mucha gente y la movilización que hace de la economía es muy importante", aseguró.

Comentá la nota