A constructoras les deben $ 50 millones

Alperovich dijo que por ley se prorrogarán plazos a las empresas para ejecutar las obras.
El retraso en el envío de fondos nacionales para la ejecución de los planes habitacionales se transformó en un problema recurrente para el Gobierno. En ese contexto se inscribe la reunión que, según anunció el gobernador, José Alperovich, mantendrán el jueves 10 funcionarios provinciales y nacionales y empresarios de la construcción.

Precisamente, en ese freno justificó Alperovich un descuento de casi el 40% en el presupuesto 2010 del Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano. "Nosotros vamos a darle un dinero extra. La deuda que está teniendo la Provincia con las empresas constructoras ronda los $ 50 millones", dijo.

El temario será nutrido y abarcará varios aspectos, como el análisis de la actual situación y las perspectivas para el futuro inmediato. "(La idea es) ver cuál es el atraso que hay, cuánto está debiendo la Nación, cuánto está debiendo la Provincia, cuándo se terminarán las obras y cuándo se van a empezar las nuevas", dijo. Aunque el tema será motivo de debate, el gobernador dejó ver cuál es la propuesta que llevará, a fin de borrar el rojo provincial en este ítem. "Habrá una manera, o con cheques diferidos o con órdenes de pago, con las que podemos acercar posiciones en 2010, con respecto a la deuda que tiene la Provincia con las empresas", puntualizó.

El gobernador también adelantó que de la próxima sesión legislativa (no de este viernes, cuyo único tema será la elección de las nuevas autoridades) saldrá una norma para prolongar plazos de ejecución de obras. "Para poder llegar mejor, para evitar las sanciones a las empresas. La verdad, no se puede sancionar, porque muchas veces es culpa nuestra que no se paga; no por eso tienen que tener sanciones las empresas", fundamentó.

Comentá la nota