Las construcciones realizadas durante el Congreso de Arquitectura están en estado total de abandono

Diversas son las actividades que se vienen desarrollando para posicionar a la provincia en un lugar interesante dentro de las opciones turísticas de la región. Sin ir más lejos, la excelente performance de la última edición de la Fiesta de la Corvina de Río encamina a cumplir los objetivos propuestos, con comentarios positivos sobre organización y desarrollo del evento.
Pero a los eventos de la envergadura de la Fiesta de la Corvina se contraponen otros que equilibran la balanza a la hora de analizar la eficacia de cada decisión que se toma.

Un claro ejemplo de ello fue el promocionado segundo Congreso de Turismo y Arquitectura Sustentable que se celebró en la ciudad entre el 4 y el 8 de octubre del año pasado y se desarrolló en un importante hotel céntrico y en la reserva de biosfera Laguna Oca.

Evento trascendental

Para este evento de característica internacional vinieron disertantes, arquitectos e investigadores de varios puntos de América del Sur y hasta el secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, formó parte de la jornada inaugural.

Este congreso tenía como finalidad que los profesionales insten a los gobiernos de la región a desarrollar proyectos de construcción con aprovechamiento de materiales de la zona como el bambú, la palma, el adobe y el ladrillo, como una opción a los modelos de arquitectura occidentales.

En la primera edición se llevaron a cabo modelos de construcción con ladrillo sin hierros ni vigas y otros modelos de viviendas de palmas, bambú, adobe y tacuaras a orillas de la Laguna Oca. Se había llegado incluso a instalar una cocina que se alimentan de la luz solar y pantallas solares para la generación de energía.

Estos eventos se presentan como oportunidades magníficas para ser un punto de partida hacia desarrollos posteriores, pero necesitan continuidad en el tiempo y viabilidad en cuanto a lo sustentable.

Comentá la nota