Construcción de viviendas, parada

Finalmente, lo que se veía venir desde hace tiempo se dio en esta semana. La empresa que construye las viviendas del Plan Federal está haciendo abandono de las obras. Hace ya más de un mes que la empresa no paga a sus empleados, lo que generó malestar entre quienes esperaban esperanzados contar con estas viviendas sociales.
Evidentemente, la empresa Celcosur S.R.L. estaría en una situación poco menos que de quiebra y es probable que deje de funcionar como tal.

Lo cierto es que las obras están paradas, los empleados y obreros ya no trabajan y el Gobierno Provincial, el Instituto de la Vivienda, el Plan Federal o el organismo a quien le corresponda debe poner orden en una situación de tamaña gravedad.

Por ahora todo es incertidumbre. La corrupción pone en peligro las viviendas de gente necesitada, el Estado Provincial no toma cartas en el asunto y los perjudicados son los adjudicatarios o potenciales destinatarios de estas viviendas.

Sería bueno que quienes hacen anuncios rimbombantes, planes fastuosos y desparraman dineros preelectorales se pongan en clima y den una solución.

Mientras tanto, el Gobierno Municipal salió a tratar de dar tranquilidad a los adjudicatarios luchando para terminar la construcción de manera que el perjuicio sea el menor posible.

En este problema la Municipalidad no tiene nada que ver. Pagó en tiempo y forma y cumplió con todos los recaudos legales exigidos. En todo caso, como en tantos otros casos de proveedores del Estado, se ven sorprendidos en su buena fe.

Empleados de la empresa y adjudicatarios esperan con una sola esperanza: que una situación en la que son convidados de piedra se solucione de una vez y para siempre.

Comentá la nota