La construcción de la presa Chihuido I se atrasa hasta 2011

Es porque el río no podrá ser desviado hasta el verano que viene. La semana próxima se reunirá el comité que evaluará la ofertas de los interesados en hacer la obra hidroeléctrica.
La semana que viene se reunirá el comité de evaluación de las ofertas presentadas por los interesados en construir la presa Chihuido I. Definirán los índices sobre la base de los cuales juzgarán las propuestas de financiamiento de la obra, una tarea tan ardua que ya se sabe que pospondrá las definiciones y por lo tanto el inicio de los trabajos. Existe la certeza de que el indispensable desvío del río no podrá hacerse el verano que viene y que recién podrá comenzarse con los trabajos en enero de 2011.

El comité está presidido por el titular de la unidad ejecutora que creó el gobierno para Chihuido I y Chihuido II, Elías Sapag (hijo). Y lo integran tres funcionarios de Neuquén y dos de la Nación.

A mediados de este año se completó la presentación de las ofertas: primero fue la técnica y luego la económica. Nación se comprometió a aportar el financiamiento que los privados no consigan. La compulsa tuvo cuatro interesados.

De todos modos, las propuestas no fueron homogéneas (financiamiento propio, de terceros, mixto, con avales del Estado nacional, etcétera) y por eso es preciso crear índices de ponderación que permitan estimar las ofertas técnicas, la cotización de los trabajos -que es un dato no menor-, el precio al que venderán la energía (que garantiza el repago del financiamiento) y el financiamiento en sí. Mientras, el gobierno nacional incluyó en el proyecto de presupuesto 2010 fondos para varias presas, entre ellas la obra de Chihuido I.

Comentá la nota