Construcción, madereros y mercantiles lideran pedido de seguro de desempleo

Tanto desde UOCRA como desde Anses manifiestan que la construcción viene en picada desde noviembre de 2007, período en que se perdieron 8 mil puestos. La CGT local pidió reinstalar la doble indemnización
Alta desocupación. La actividad en el sector de la construcción viene sufriendo una caída desde noviembre de 2007.

Posadas. Desde noviembre de 2007, período en que la actividad del sector de la construcción comenzó a decaer, nunca más pudo recuperarse. Hay alarma en la UOCRA y coincidencia con los datos que se manejan en la Anses, que afirman que desde esa época a este año, ya se perdieron más de 8 mil puestos de trabajo.

Néstor Solís, gerente de empleo y capacitación laboral de la Anses, confirmó que de 160 consultas por mes por el seguro de desempleo, en lo que va de este trimestre la relación es que entre el 60 y 70 % corresponden a trabajadores de la construcción, seguidos por otros que provienen de la actividad maderera y muy lejos se siente la repercusión de la crisis en el sector mercantil.

Para tratar de revertir estos indicadores, por un lado desde la Anses se manifiesta que se está en mejor situación socioeconómica al 2003, con mejor absorción de los desocupados en planes de capacitación y empleo. Por su parte, Héctor Vallejos, de la Uocra, confió que para recuperar actividad habría que inyectar la construcción de unas 3 mil viviendas en el corto plazo, ya que el sector según el dirigente gremial depende “en un 90 % de la obra pública y en un 10 % del privado. Y la obra pública que tiene Nación con la provincia está parada, no hay planes nacionales en ejecución”.

En tanto, el delegado regional de la CGT, Benigno Gómez, además titular de los mercantiles, explicó que analizaron con Hugo Moyano, pedir al Ejecutivo nacional que imponga nuevamente la doble indemnización, para atenuar los despidos. “La semana pasada tuvimos una reunión de delegados y estamos pidiendo que vuelva la doble indemnización, para frenar el avance de los despidos”. En este sentido tendrían que analizar en que forma retornaría esa medida, ya que estaba contemplado su ejercicio mientras la desocupación se mantuviera en dos dígitos, la semana pasada la presidenta anunció que el índice de octubre se plantó -según datos del INDEC- en el 7,8% y que su intención es bajarlo al 5%.

Lino Fornerón, del Sindicato de la Madera, explicó que es preocupante la situación por las firmas que ya han quebrado (los conocidos casos de Fiyoint, de San Ignacio, y Madera en Láminas, de Posadas) y la presentación de doce grandes empresas del sector asentadas en el Alto Paraná y dos en Posadas al Ministerio de Trabajo, para que contemple la situación de crisis preventivas. “Estamos en la etapa del susto, si avanza y se agudiza la crisis ya estaremos con un problemón encima. Hay muchísima preocupación en la industria maderera”, indicó. El sindicalista explicó que el sector está viendo cómo colocar la producción, que estaba pautada para exportación, en el mercado interno.

8 mil puestos menos

Desde la Gerencia de Capacitación y Empleo de la Anses local afirman que, esencialmente en lo que conforma la tasa de desocupación, todavía no aparecen datos significativos. En una reunión realizada hace diez días a nivel nacional se mostró un relevamiento de todo el país sobre indicadores sociolaborales del Ministerio de Trabajo de la Nación, comprobándose que todavía no arroja datos considerables en las tasas de desempleo, siempre comparando con igual período del año pasado.

“El movimiento está fuertemente ligado con el que se da en la actividad de la construcción. En una muestra que tenemos del mes anterior, casi el 80 % de esa masa de trabajadores están pidiendo el seguro de desempleo. En la entrevista con las Cámaras de la Construcción nos dicen que durante todo este año se frenó el ritmo de actividad” afirmó Solís. Agregó que no se está dando como una situación estacional, habitual de esta época del año en que baja considerablemente la actividad, sino que “no han podido recuperar siquiera el mismo ritmo del año pasado”.

Los indicadores que manejan estiman que un 20 por ciento del total de empleados que estaban trabajando a igual período del año pasado -datos que concuerdan con los que se dieron en el foro realizado entre las cámaras de la construcción y la Uocra- había arrojado que estaban trabajando 12 mil personas a igual período. “Sacamos la cuenta y se perdieron unos 8000 puestos trabajos, eso consultado con las cámaras y eso es lo que refleja el alto impacto de consultas que tenemos por el seguro de desempleo" manifestó Solís.

Indicadores sociolaborales

Aunque el fantasma de la desocupación ya está instalado, situación que admiten desde la gerencia de empleo y capacitación, confían en que la información que se desprende desde algunos indicadores sociolaborales, dan que el panorama aún no es para alarmarse.

Uno de ellos es que la tasa de actividad que no plantea un fuerte crecimiento es la de trabajadores secundarios, aquella que crece cuando el jefe de familia pierde el trabajo. “Que los trabajadores secundarios (los hijos y las madres si el padre es sostén de hogar) salgan a buscar trabajo sería una variable que indicaría alza de desocupación y no hay mayor cantidad de búsqueda empleos de estos trabajadores”.

Otra señal positiva sería que el núcleo duro, en referencia a la franja de la población que tiene menor capacitación, está encontrando trabajo, o al menos no le resulta muy difícil hallarlo. “Esto se sigue sosteniendo, se están incorporando al mercado laboral, por ahora no les está costando” sostuvo Solís.

Y otro dato, tal vez el más importante, es la caída que se verificó en los planes sociales, con beneficiarios que se sumaron al mercado laboral o se insertaron en programas de capacitación y empleo. “Tenemos una fuerte baja, empezamos con 48 mil beneficiarios y con las diferentes estrategias de reinserción, en la actualidad hay un padrón de 16 mil beneficiarios”.

El dato

8 mil

puestos de trabajo perdió el sector de la construcción entre noviembre de 2007 y octubre de 2008, según datos de la Anses.

En la UDAI de la Anses Eldorado reciben 14 pedidos diarios

ELDORADO. En la Unidad de Atención Integral de la Anses de Eldorado (UDAI de Eldorado) están muy preocupados por la situación crítica que se está viviendo en el sector forestal, con los pedidos que han realizado al menos 12 aserraderos del Alto Paraná, teniendo en cuenta que en la zona tienen registrados alrededor de 400 aserraderos y afines.

Según César Julián, a cargo del sector Desempleo en esa UDAI, estaban recibiendo hasta el mes pasado 14 pedidos diarios de seguro de desempleo, liderando el sector maderero, en primer lugar y el de la construcción en segundo término.

“En realidad todavía está normal. Sabemos que hay desempleo masivo en la fábrica de celulosa de Piray. Salvo eso, el resto no está despidiendo mucho, lo están haciendo con cinco o seis empleados y teníamos hasta hace un mes un promedio de 14 desempleados por día. De esa cifra, diez despidos provienen generalmente del sector de la madera. Hay que tener en cuenta que en esta zona hay registrados 400 aserraderos” confió César Julián.

Agregó que “hay muchas suspensiones, cinco o seis por día”.

Pago único

Un trámite que está teniendo mucha solicitud en todas las delegaciones de la Anses es el de Pago Único, con el que el despedido presenta un proyecto de emprendimiento, que si es aprobado por la Anses se le paga todo el monto en una sola vez, para la compra -muchas veces- de herramientas y maquinarias.

“Se convierte en un subsidio a posibles pymes, si o si tiene que hacer el emprendimiento. Cuando hay desempleos masivos, les decimos que se pueden asociar y generalmente lo hacen amigos que ponen una minipyme”, culminó César Julián.

Comentá la nota