Construcción: aseguran que en dólares los costos están un 15% debajo del año pasado

Así lo refleja un informe elaborado por el Grupo Construya,

conformado por empresas líderes del sector. Si bien el nivel de actividad cayó, estaría en los mismos niveles que en 2007

Luego de años de intensa actividad constructiva y del progresivo encarecimiento de sus costos, parece que ha llegado el momento en que éstos -medidos en dólares- comiencen a bajar. Por lo menos es lo que se desprende de un informe elaborado por el Grupo Construya, entidad conformada por doce empresas líderes a nivel nacional en el sector de la construcción.

Según ese trabajo, los costos bajaron desde junio de 2008 a esta parte un 15 por ciento en moneda estadounidense. Para la entidad, es buen momento para invertir.

PUNTAL VILLA MARÍA se comunicó con uno de los referentes del citado grupo, el ingeniero Horacio Ortega, vicepresidente de la empresa Plavicon, quien brindó un panorama global del sector.

- ¿Qué es el Grupo Construya?

- Es una asociación civil que se fundó en el año 2002; en principio estaba formado por 9 empresas. Pero luego se agregaron más; ahora somos 12. Estábamos en plena crisis de la industria de la construcción y el objetivo era difundir la conveniencia de invertir en el sector, ya que en ese entonces estábamos en un momento en que los costos de la construcción eran tal vez los históricamente más bajos en dólares. Se generaron herramientas de comunicación, como el índice Construya que justamente daba pautas acerca de la evolución de la facturación de las empresas que componían el grupo y además se han hecho muchas cosas en capacitación y desde el canal comercial que tienen las diferentes empresas.

- ¿Qué empresas componen el grupo?

- Está constituido por empresas cementeras, de acero, aberturas, cerámicas, grifería, sanitarios, pinturas; es muy variado. Tratamos que cada empresa sea líder en lo suyo y de esa manera los datos que reflejamos son importantes porque cada uno en su rubro tiene una gravitación significativa y en el conjunto son un referente de la construcción.

Llamado al 10% de la población

- En un reciente estudio sostienen que es un buen momento para invertir. ¿En qué indicadores se basan?

- Apelamos a distintos índices tanto privados como oficiales y estamos evaluando que entre junio del año 2008 y la fecha actual hubo un retroceso en dólares en los costos de la construcción y en la mano de obra, prácticamente coincidentes, del orden del 15 por ciento. Eso hace que hagamos un llamado a un segmento que nosotros denominamos ABC 1, que es el ocho o el diez por ciento de la población, que tiene capacidad de ahorro genuino en dólares y son los que de alguna manera todos los días están comprando dólares en el mercado y no saben qué hacer con ellos. Le decimos a ese segmento que una manera de darle un buen uso a esos recursos en invertir en la construcción en este momento. Comparada con cualquier otra alternativa, no hay nada que le dé la renta que le ofrece la construcción, ya sea para alquilar o para vender.

- Muchas veces cuando hay incertidumbre crece la construcción, situación que en la actualidad no se verifica.

- Veníamos en un nivel de actividad muy bueno hasta mediados del año pasado, cuando nos afectó la crisis del campo. Especialmente en nuestra empresa, que se dedica a la pintura, la sentimos muy fuerte porque la clientela en el interior se vio con una expectativa negativa muy importante ante esos acontecimientos. No obstante, si comparamos el nivel de actividad actual con el del año 2007, los valores son similares. Veníamos con un nivel de crecimiento muy importante y ahora estamos repitiendo valores anteriores. Si lo comparamos con los mejores momentos de hace un año atrás nos vemos mal; pero si tomamos la media no es tan así.

- ¿Cómo podría definir, entonces, el momento con respecto a crisis anteriores?

- No es el 2002; antes estábamos mucho peor que ahora. Por supuesto que hay sectores industriales que están muy mal, como el autopartistas o el metalúrgico, con caídas del 50 por ciento en las ventas, suspensiones y demás; pero no es el caso de la industria de la construcción, que todavía tiene un movimiento y caídas en general de entre un 15 ó 20 por ciento en el nivel de actividad. Si pensamos que crecimos una enormidad, con esos porcentajes no estamos en el piso; entramos en una meseta. Acá, un componente de dudas, inseguridad, expectativas electorales; hay un montón de cosas que se juntan y conspiran contra estos meses.

Buenas expectativas para

la segunda mitad de 2009

- ¿Y hacia delante?

- Creemos firmemente que en el segundo semestre la tendencia va a ser un poco mejor que ahora y que hacia fin de año esto va a ir cambiando. También nos facilitaría mucho que el sector externo, que Estados Unidos y Europa mejoren y salgan rápidamente de sus crisis porque muchas actividades industriales, que son nuestros clientes y consumidores en el mercado, dependen de la exportación; y esos mercados están comprando muchísimo menos. La parte textil, maderera, cueros y demás están muy golpeados también.

- Anteriormente muchas industrias del sector estaban sobrevendidas, lo que indudablemente presionaba sobre los precios.

- Sí, sobre todo en el sector industrial hemos visto una caída mayor que en el sector de la distribución, porque los comerciantes en parte también redujeron sus stocks. Se han dado casos de actividades industriales donde el acopio de materiales era común, cuado se trataba de materiales no perecederos, como cerámica, grifería o sanitarios. A la vista de una expectativa no inflacionaria en precios y con un panorama en que querían hacer caja y tener recursos líquidos, los comerciantes decidieron disminuir sus stocks, y por ende los despachos de la fábrica cayeron más que el mostrador.

- En el trabajo no está consignado el último aumento de la mano de obra. ¿Cómo influye en el índice?

- Eso refleja la inflación anterior. Si uno piensa en lo que subió el dólar en el mismo período, la mano de obra todavía no ha recuperado el valor en dólares que tenían antes de la crisis.

Cautela

- ¿Servirán los créditos hipotecarios anunciados para incentivar la actividad?

- Yo no tendría una enorme expectativa pero desde ya que los créditos son el motor de la actividad de cualquier mercado. El crédito es creer, eso significa confianza; y sin crédito no hay ninguna economía que funcione, especialmente la construcción porque se trata de inversiones a largo plazo. Este país se está moviendo con ahorros genuinos acumulados por la gente ya que hasta ahora el crédito estaba totalmente ausente. Esto es para celebrar, aunque más no sea una intención inicial y no pueda llegar a paliar la gran demanda habitacional que existe. Las tasas son un poco más razonables, no son las internacionales del 5 por ciento como se habla en otras partes, pero tampoco van a generar una burbuja inmobiliaria como sucedió en otros países. Cuando el crédito es muy barato también hay una tendencia a que suba el valor de la propiedad.

Comentá la nota