Se constituyó el Consejo Económico y Social

Quedó conformado con dirigentes gremiales, del campo, de la industria, del comercio, del turismo, funcionarios y legisladores, incluso de la oposición. Cada sector detalló cómo siente la crisis mundial.
El miércoles 22 de octubre Diputados aprobaba por unanimidad el proyecto de declaración que aconsejaba su convocatoria. El sábado 1º de noviembre, el Gobernador recogía la sugerencia en público y adelantaba que el martes se iba a reunir por primera vez. Y ayer se cumplió lo que anunció el primer mandatario en la Expo Rural con la constitución del Consejo Económico y Social, un órgano asesor integrado por el Estado, representantes gremiales, del comercio, la industria y el turismo para definir acciones tendientes a aminorar en la provincia los efectos de la crisis financiera mundial y salir a respaldar el empleo privado.

Con esa vorágine que amerita la situación global, por la constante caída de los mercados, la escalada del dólar, el incipiente cierre de firmas y el enfriamiento de la economía nacional, el Gobierno puntano empezó a dar respuesta a un planteo original del bloque opositor Frente Juntos por San Luis. Aunque primero cumplió con el paso previo impulsado por el propio oficialismo: hace ocho días cuatro ministros -de Hacienda, Obra Pública, Transporte y Salud- fueron a la Legislatura a informar qué escenario presenta San Luis para enfrentar la debacle económica.

Ayer el Ejecutivo dio el segundo paso, el más firme. Por eso, el jefe de Estado Alberto Rodríguez Saá encabezó el primer encuentro del Consejo Económico y Social en la Sala de Situación de Casa de Gobierno, hermética a la prensa que sólo tuvo acceso por un instante a través de las cámaras fotográficas y de televisión. Y la convocatoria fue más plural de lo previsto en la ley, que creó la figura hace cuatro años. A tal punto que estuvieron representados todas las entidades del campo de la provincia y también la oposición política, por medio de los diputados Pedro Risma, Juan José Laborda Ibarra y Amado Neme.

Precisamente el presidente del bloque Frente Juntos por San Luis fue el primero en enfrentar a los micrófonos a las 21:40, tras una hora y media de reunión. Consciente de que lo que resuelva el Consejo no es vinculante para el Estado, Risma se quejó de que recibieron la invitación a último momento y realzó la voluntad del Gobierno de convocar a todos los sectores productivos. Y reveló que en el diagnóstico que hizo cada rubro “algunos sienten más que otros” los coletazos de la crisis, pero no se escucharon propuestas concretas.

Su par de la bancada oficialista, Andrés Vallone, ahondó en que los más afectados a nivel local son la industria y el campo. Aunque dejó en claro que las situaciones conflictivas que se han generado son puntuales y que la economía provincial está resguardada. Por eso aseguró que la principal misión del flamante órgano consistirá en propiciar “medidas preventivas” para atenuar las secuelas en San Luis.

Por el Gobierno, el ministro de Hacienda Alberto Pérez se erigió en el único que habló con la guardia periodística. Con su habitual tono pausado, el funcionario dijo que fue nombrado por el Gobernador como coordinador del Consejo Económico y Social de ahora en más. Adelantó que el martes 11 a las 19:30 será el próximo cónclave, al que se invitará a dos economistas -Rogelio Frigerio sería uno de ellos, según trascendió-para que ofrezcan un ´pantallazo` sobre el anclaje nacional y local de la crisis global. Pero aclaró que mientras tanto, cada sector que ayer planteó su problemática se reunirá con el área gubernamental correspondiente para tratar de avanzar en soluciones puntuales.

Comentá la nota