"La Constitución debió regular el CAM"

El jurista Midón lamenta la concentración de atribuciones en cabeza de los poderes ejecutivos.
El jurista correntino Mario Midón consideró que la Convención Constituyente de 2006 debió establecer la forma de integración del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) con precisión y claridad.

"La Constitución de 2006 es la expresión desafortunada del ejercicio propio de una mayoría circunstancial, que insertó disposiciones y cláusulas que dejan mucho que desear. Confío en que esta situación sea reconducida a partir de la actitud de los poderes del Estado y del requerimiento social para que se concreten cambios que salven los extremos", sostuvo.

El constitucionalista denunció una "emergentocracia", neologismo con el que describe la utilización por parte de los poderes ejecutivos de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), de la legislación delegada y del poder de emergencia, en provecho propio.

- ¿Qué opina de la ley que dispone la integración del CAM?

- La propia Convención Constituyente debería haberla establecido, no una ley. Se tendría que haber definido de manera inequívoca quiénes lo debían componer, como hicimos en Corrientes, pero lamentablemente no ocurrió y las consecuencias están a la vista.

- ¿Qué piensa de que, por cada vacante, luego de los concursos, el CAM deba elevar al gobernador un quinteto de postulantes?

- No quiero hablar de la regulación legal específica. Todo yerro viene de que el CAM no haya sido regulado en la Constitución, como se hizo con el Jurado de Enjuiciamiento. No sé qué motivó esta mala decisión de los convencionales.

-Usted es un crítico de los DNU.

-Las provincias no tienen capacidad para crear derecho sobre este tema. Es un instituto de emergencia y, como tal, una competencia exclusiva del Gobierno federal. En esto se afecta la homogeneidad de las formas institucionales, ya que la mayoría de las provincias no faculta a sus PE a dictar DNU. Sólo algunas pocas lo hacen.

- ¿Se agrava cuando la ratificación es posible por el mero silencio legislativo, como en Tucumán?

-En el modelo tucumano se altera así el esquema de distribución de poderes y se transforma en un mecanismo que le permite al PE seguir concentrando poder. No es lo más saludable para la vida de ningún esquema republicano.

- ¿Cuáles otros puntos le preocupan de la Constitución de 2006?

-La Justicia dejó sin efecto el régimen de enmiendas para otra reforma. Esta valiosa decisión alienta la expectativa de que muchos desaciertos pueden ser corregidos.

-¿Cómo evalúa la relación entre los poderes de la Provincia?

-No conozco en particular la realidad institucional y política de la provincia, pero bastante su Carta Magna. La nota distintiva en todo el país es que los poderes ejecutivos fueron absorbiendo numerosas potestades de los otros, de manera gradual e incontestable. Esto termina desnaturalizando el sistema de distribución de poderes.

-¿Qué sucede cuando el oficialismo dispone de una gran mayoría en la Legislatura?

-Cuando el oficialismo es ultramayoritario y responde a los dictados del PE de turno, y cuando la oposición no existe, no funciona adecuadamente el poder de control. Desafortunadamente, esto, que nace de la libre elección ciudadana, termina distorsionando las funciones de cada poder. La responsabilidad es de quienes votaron.

Comentá la nota