Consorcio de riego con nueva conducción

ALLEN (AA).- El Consorcio de Regantes de Allen y Fernández Oro (CRAFO) tiene nuevas autoridades. Se trata de una conducción encabezada por productores jóvenes que ya plantearon objetivos claros; generar un mayor acercamiento con los fruticultores y mejorar el servicio, de acuerdo a las posibilidades económicas de la institución. Este año la recaudación del cobro del canon de riego fue pésima ya que sólo llegó al 30 por ciento.
Martín Fernández Carro es el flamante presidente del Consorcio y fue electo hace pocos días en una asamblea en la que sólo se presentó una lista única. La comisión se completó con Fernando Moretti (secretario), Wálter Ferroni (vicepresidente), Gustavo Sánchez (tesorero), Cayetano Cocci (protesorero) y Juan Carlos Moretti (prosecretario).

Según explicó el nuevo presidente, la meta de la gestión es mantener el sistema de la mejor manera para que los regantes tengan el servicio en tiempo y forma. Además contó que ya se están haciendo gestiones para lograr el cementado del canal terciario que pasa por el barrio Patricio de Allen. "La idea es cementar los dos kilómetros del canal, desde el acceso Martín Fierro al Güemes, pero comenzado por el barrio Patricio", expresó Fernández Carro.

Además, entre algunas de las obras proyectadas, el Consorcio piensa trabajar en el sector de la chacra Nº 14, en Fernández Oro, en donde un canal secundario de riego posee algunas pérdidas. Allí la intención es lograr el corrimiento de unos 1500 metros del canal, ya que actualmente ese tramo está situado en una zona muy encerrada y de difícil acceso para la autoridad regante. "Así también mejoraríamos la cola del agua en ese canal", agregó.

Pero realizar obras para mejorar el servicio no será tarea fácil para el Consorcio ya que la recaudación por el cobro del canon de riego durante el 2009 estuvo muy por debajo de los porcentuales normales. Si bien durante los últimos la cobrabilidad osciló entre el 50 y el 55 por ciento, en el 2009 sólo el 30 por ciento de los productores abonaron el canon como corresponde, establecido en 200 pesos anuales por hectárea. La situación es preocupante porque el Consorcio no recibe subsidios provinciales o nacionales y únicamente se sostiene con el aporte de los regantes.

Al respecto Fernández Carro aclaró que el Consorcio seguirá efectuando reducciones en el caudal de agua, solamente a los deudores crónicos que tienen más de ocho bimestres de atraso. Además resaltó que la intención es que el canon se mantenga sin variaciones, en 200 pesos anuales por hectárea. "Queremos que los productores se acerquen, que puedan refinanciar", sostuvo.

Comentá la nota