Consorcio de Caminos: Piden garantías.

Martín Vivanco de ARPA y una medida del Tribunal de Cuentas. Una de las tantas medidas inconducentes, quizás no arbitrarias pero seguidamente retrógradas tomó el Gobierno de la Provincia a través de su Honorable Tribunal de Cuentas al exigir garantías inauditas al denominado Consorcio de Caminos, organismo legalmente constituido hace seis años, que trabaja ad-honórem, con transparencia y conocimiento del tema.
Martín Vivanco informó durante la cena de despedida del año en que ARPA agasajó al periodismo, que en una reunión mantenida con el Ejecutivo Municipal en la semana anterior la Intendente Lennon les comunicó que aquel organismo exigía como garantía el patrimonio de los titulares y sus esposas, de los integrantes en nombre las instituciones que conforman el consorcio.

El Consorcio de Caminos está formado por Asociación de Regional de Productores de Areco- ARPA, la Cooperativa de Electricidad y Servicios Público- CEOSP y la Cooperativa Agropecuaria de San Antonio de Areco y durante de seis años ha dado suficientes muestras de idoneidad, capacidad y transparencia en el mantenimiento de caminos rurales.

Lo que en principio fue una solución para un tema recurrentemente discutido, logrado durante la administración Jordán, por el cual el municipio cede al Consorcio el 55% de lo recaudado para prestar el servicio, pasa a ser objeto de una medida que al menos muestra desconocimiento y falta de tino a la hora de mejorar la eficiencia de los gobiernos municipales.

Nadie duda de la argumentación de que se trata del manejo de dineros públicos pero el sentido común aconseja que se observen además de la letra fría de una resolución, los antecedentes, ventajas y perjuicios que pueda acarrear la medida.

Tal medida cayó mal entre ruralistas, cooperativistas y productores y, aunque todos fueron cautos al opinar, no sería raro que la resolución eche por tierra la marcha de un organismo que realmente funcionaba muy bien como también lo hace en la gran mayoría de las comunas bonaerenses.

Cabe también la pregunta que se hacen algunos productores: ¿ Hay las mismas exigencias de garantías para quienes manejan los fondos públicos desde el mismo Estado?

Cosas veredes…Sancho.

Comentá la nota