Consideraron ilegal el paro sorpresivo de los municipales

Desde la Intendencia aseguraron que los servicios a la comunidad se respetarán, aunque el paro sería por tiempo indeterminado. "Consideramos que es una medida de fuerza ilegal", dijo el secretario de Gobierno, Luis Gil.

Empleados municipales de Servicios Urbanos, Administración, Cabina Sanitaria, Obras Públicas, Concejo Deliberante, Tribunal de Faltas, Cementerio, Casa de la Cultura y Palacio de los Deportes paralizaron hoy, desde las cinco de la mañana, las actividades para reclamar por un aumento salarial, recategorizaciones y uniformes nuevos. Además, los trabajadores denunciaron "persecuciones" por parte de los funcionarios. El secretario de Gobierno, Luis Gil, dijo que el paro responde más a "una interna gremial" que a un conflicto laboral y garantizó el cumplimiento de los servicios a la comunidad.

Según explicaron los empleados, la suspensión de las tareas en distintos sectores de la municipalidad sobrevino por la acumulación de pedidos que no se materializan desde hace tiempo: "La medida de fuerza que se ha tomado hoy es debido a muchos reclamos, con el tema de la vestimenta, las recategorizaciones, compañeros de la categoría 22, 23 y 24 que no les han sido blanqueados los recibos de sueldo", comentó Ricardo Oga, representante del personal de Servicios Urbanos.

Además los trabajadores solicitan una suba de sueldo del veinte o treinta por ciento: "Desde diciembre que no tenemos un aumento y como hoy por hoy está la situación nos vemos perjudicados porque no nos alcanza el dinero. Estamos pidiendo un porcentaje de un veinte o un treinta por ciento de aumento, vemos que las cosas siguen aumentando y nuestros sueldos siguen igual que el año pasado", agregó.

En asamblea, los trabajadores dispusieron parar hasta que las autoridades municipales den "una respuesta favorable" al reclamo que entregarían por escrito al secretario de Servicios Urbanos y a la intendenta. "Esta mañana a las cinco se presentó todo el personal a trabajar y se hizo una asamblea y se tomó la decisión de parar. Se van a presentar los reclamos por escrito y esperaremos la respuesta del Ejecutivo. La asamblea decidió no trabajar hasta que no tengamos del petitorio que estamos haciendo y de acuerdo a lo que me comunicaron el acatamiento ha sido total", contó.

Por su parte, Darío Sacco, secretario de Obras y Servicios Públicos y a cargo del área donde se centró la protesta, dijo que evaluarán las necesidades de los empleados, sin embargo, resaltó que algunas internas entre delegados sindicales se interponían en el reclamo de los trabajadores: "Estuve reunido con cinco delegados que han elegido los empleados, donde plantearon 4 puntos, el punto principal era la ropa. Después vinieron otros representantes entonces no podes entablar un diálogo serio, inclusive también hay empleados que no son de la secretaría y por ejemplo hay gente de Cabina Sanitaria que me está haciendo un reclamo a mí cuando no depende de mí", dijo.

"Hemos tenido que charlar con delegados que responden a distintas listas que iban a participar en las elecciones del sindicato, entonces hemos observado que se está mezclando la interna sindical en la cuestión de la prestación de servicio. El delegado del sindicato oficialista planteó una situación, después escuchás a los delegados de otra lista y te plantea otro petitorio. Entonces lo que pedimos es un petitorio concreto por escrito para estudiarlo y ver las alternativas de solución", aclaró.

Sacco asimismo afirmó que la municipalidad buscará alternativas para garantizar la prestación de los servicios: "No nos podemos olvidar que la secretaría presta un servicio a la comunidad, a través de los medios he recibido muchas quejas de los vecinos que tienen las bolsas de residuos enfrente de sus viviendas, y con toda la razón del mundo se quejan porque el servicio de recolección hoy no pasó. Ahora estamos tratando de ver las alternativas para dar un servicio especial, fuera de frecuencia para tratar de subsanar la necesidad de los vecinos", dijo.

Sin embargo, en una recorrida por la ciudad, cronistas de este diario no observaron acumulación de basura domiciliaria en las calles.

Comentá la nota