Consideran que hay que rediscutir la escala salarial

El presidente del Concejo Deliberante opinó que es posible debatir la normativa por la que se fijaron las remuneraciones para funcionarios y concejales de la Capital. Reconoció que el año pasado se iniciaron conversaciones con algunos ediles aunque no prosperaron.
El presidente del Concejo Deliberante de la Capital, Simón Hernández, consideró que es posible rediscutir el criterio que adoptó la Municipalidad de la Capital para la escala salarial de la comuna. Para ello es necesario modificar el artículo 129 de la Carta Orgánica y la ordenanza 3987/06 por la cual se fijó el sueldo del intendente de la Capital en función del sueldo total que percibe el Gobernador de la provincia.

Como se informó ayer, el desequilibrio que se origina en la ordenanza surge porque se toma como referencia la retribución total que percibe el Gobernador de la provincia, incluidos algunos adicionales personales como antigüedad y título. Según información a la que accedió El Ancasti, existe jurisprudencia que fija que el sueldo del Gobernador tiene sólo tres componentes: la asignación por categoría por la que percibe $ 4.940; la compensación por canasta familiar que es de $ 1734 y el adicional de responsabilidad por funciones que está en $ 490 y que totalizan $ 7164. Se considera que lo otro son adicionales personales que no hacen a la función que desempeña el primer mandatario provincial sino a su historia personal y laboral en la administración pública.

El sueldo total del Gobernador asciende a casi 11 mil pesos porque tiene más de 20 años en la administración pública. Es por eso que el sueldo del intendente de la Capital Ricardo Guzmán es de $ 9730 (90% del sueldo del Gobernador). Si se aplicara el criterio que se fijó para otras municipalidades, la remuneración bruta debería ser de $ 6.447 En consecuencia, los concejales que perciben el 93% del sueldo del intendente pasarían a cobrar $ 5.995. De igual manera se reduciría la remuneración que perciben el resto de los funcionarios de la Municipalidad de la Capital y Concejo Deliberante (Ver cuadro).

El concejal Simón Hernández, presidente del Concejo Deliberante, consideró que es posible rediscutir la escala salarial a partir de la modificación de la legislación vigente si se tiene en cuenta que los concejales hoy cobran más que un ministro del Poder Ejecutivo. Pero también defendió la legalidad de la medida : "Uno puede debatir por el sentido de la medida. Lo que hoy tenemos en el municipio es legal está en función de la Carta Orgánica y está en función de la ordenanza que reglamenta la Carta Orgánica. Las rendiciones de cuentas del municipio y del Concejo Deliberante ya fueron auditadas y analizadas por el Tribunal de Cuentas", aclaró.

Hernández recordó que en el año 2005, el Ejecutivo provincial emitió el decreto 818 porque el vuelve a pagar el adicional por título y antigüedad que había estado congelado por la emergencia. La legislatura provincial adhiere a la nueva política salarial a partir de la ley 5156, sancionada en junio de ese año. En enero del 2006, el municipio sanciona la ordenanza por la que establece la nueva escala salarial en la que tomó como referencia el sueldo total del Gobernador, aunque no se paga aparte el título y antigüedad para cada uno de los funcionarios.

Hernández admitió que en algún momento dialogó con los concejales para modificar la ordenanza aunque todavía no prosperó. "Es cierto que la situación actual es beneficiosa, pero supongamos que viene un Gobernador sin título y sin antigüedad y la situación es totalmente inversa", razonó. "Habría que ver si se puede estudiar alguna alternativa y si es el momento para hacerlo", analizó.

Comentá la nota