Consideran que Pulti está "bastardeando" el concepto de contribución por mejoras

Concejales del arco opositor coincidieron en que la modalidad bajo la que el intendente Pulti está aplicando la contribución por mejoras para realizar obras de alumbrado y pavimento en Mar del Plata, "ha transformado una buena noticia en un dolor de cabeza para los vecinos, pese a que tenía todas las herramientas para hacerlo bien", afirmaron. "Al igual que el Presupuesto Participativo, la contribución por mejora es una herramienta que termina siendo manoseada", sentenciaron en declaraciones a 0223.com.ar.

En diálogo con FM 99.1, el concejal kirchnerista, Diego Garciarena, recordó que, una vez aprobada por el Concejo Deliberante la ordenanza que preveía la aplicación del cobro de obras a través de contribución por mejoras, "se establecieron un montón de pasos a seguir, como abrir los registros de oposición y permitir que la gente se pueda expresar, pero de ninguna manera se puede imponerle al vecino el costo de una obra cuando no fue consultado debidamente".

En ese sentido, el edil ironizó que "es novedoso el sistema que está aplicando el Ejecutivo" al remarcar que "no se está actuando bien".

"Es una herramienta fundamental pero, si uno quiere imponer cuestiones que tienen un costo para el vecino, primero hay que ver en qué situación está la gente, en qué barrios se va a aplicar la contribución por mejoras y el Estado tiene que cumplir un rol, pero vemos que tanto este tema como el Presupuesto Participativo se está bastardeando dos institutos que son importantes", afirmó.

Por su parte, el edil de la UCR, Prof. Walter Malaguti, consideró que el Departamento Ejecutivo "ha transformado, increíblemente, una buena noticia en un dolor de cabeza para los vecinos, pese a que tenía todas las herramientas para hacerlo bien".

"Cuando se aprobó la ordenanza se hizo hincapié en que, para evitar esto que sucede hoy, haya suficiente publicidad e información al alcance del vecino, previo al inicio de la obra y no con los trabajos en marcha o con un registro de oposición que pudo haber cumplido con cierta formalidad pero bajo ningún aspecto cubre las expectativas de los vecinos", señaló en declaraciones a 0223.com.ar.

En consecuencia, el concejal remarcó que "esto es culpa exclusivamente del Ejecutivo porque es el Municipio el que no ha sabido comunicar en tiempo y en forma cuáles eran las condiciones que cada uno de los vecinos iba a tener que afrontar para recibir determinadas obras".

"Eso ha hecho que algunos vecinos se sientan hasta estafados porque perciben que algo que se les había mostrado de una manera, en la práctica va a tener un costo mucho mayor", apuntó.

Asimismo, Malaguti aseguró que "el Ejecutivo tiene herramientas para encausar la situación y que ni siquiera ha utilizado como, por ejemplo, las posibilidades de financiación que la propia ordenanza le establece: se le hizo a los vecinos propuestas por menor cantidad de cuotas que lo que la ordenanza establecía, algo que se pensó para que el vecino no se le haga tan oneroso el pago".

Y destacó que la Municipalidad "ha demostrado impericia para llevar el tema adelante, sumado a la tozudez de, advertido de que se le estaba viniendo un problema encima, se siguió en la misma línea".

En tanto, el concejal de Unión Peronista, Ricardo Alonso, dijo a este vespertino digital que "fue materia de discusión el tema de los registros de oposición, pero el Municipio no cumplió con nada de lo acordado y ahora se va a tener que poner adelante porque las obras que ya licitó y empezó, hay que pagarlas".

"Al igual que el Presupuesto Participativo, que fue un anuncio electoral, la contribución por mejora es una herramienta que termina siendo manoseada" por el actual gobierno municipal, sentenció.

Comentá la nota