Considera el gobierno los diversos reclamos de la nutrida marcha campesina

Una larga lista de oradores expuso ayer, frente a la Casa de Gobierno, los reclamos de los distintos sectores que participaron de la multitudinaria marcha contra el hambre que llegó a Resistencia con manifestantes de distintas localidades del interior provincial.
Con el acompañamiento de organizaciones sociales y políticas locales y la presencia de dirigentes nacionales, la conducción de la denominada Mesa de Acampe resolvió permanecer en la plaza central de la ciudad, a la espera de ser recibidos por el gobernador Jorge Capitanich.

En un acto que se realizó al mediodía frente a la Casa de Gobierno, se leyó el documento de la marcha multisectorial provincial y luego se escucharon las voces de representantes de distintos sectores que se sumaron a la convocatoria, después de caminar durante cinco jornadas desde Pampa del Indio, movilizando a aborígenes, pequeños productores y sectores sociales y políticos.

En la jornada de ayer se destacó la presencia de un grupo de estudiantes de Medicina de Facultades de La Plata y Rosario, que brindaron asistencia a los caminantes durante la movilización. Muchos de los participantes llegaron extenuados, tras recorrer 220 kilómetros para llegar hasta Resistencia, bajo la consigna "contra el hambre, por tierra, techo, trabajo, producción y federalismo".

"Nadie camina más de 200 kilómetros para irse contento a su casa con un papel. Queremos respuestas concretas", dijo Mártires López, de la Unión Campesina, una de las organizaciones que convocó a la marcha y que firma el extenso documento que se leyó ayer. En el escrito se hace un repaso de la situación que viven los municipios del interior, las comunidades aborígenes y criollas, así como los problemas que deben enfrentar los pequeños y medianos productores.

El documento, además, resalta algunos puntos que requieren una atención inmediata, como la necesidad de generar puestos de trabajo y brindar asistencia a los sectores más afectados por la crisis. "Estamos otra vez acampando porque hay un incumplimiento del gobernador Capitanich, que hizo promesas y no cumplió", sostuvo Mártires López.

El dirigente señaló además que esperaban ser recibidos por el titular del Ejecutivo provincial, y descartó la posibilidad de dialogar con los integrantes de la comisión que propuso el gobierno provincial.

"Hace un año, cuando se aproximaba la elección, nos prometieron que se iban a comprar tractores, semillas para sembrar algodón, la construcción de viviendas, electrificación rural, y agua potable, pero hasta ahora no vimos nada de eso", sostuvo Mártires López.

Ayer, los dirigentes de los principales movimientos sociales que participaron de la movilización coincidieron en señalar que los grupos acamparán en la plaza central por tiempo indeterminado.

Un fuerte dispositivo policial se pudo observar en los alrededores de la Casa de Gobierno, que fue cerrada con vallas que impedían el ingreso por la calle Marcelo T. de Alvear, pero no se registraron incidentes serios durante la manifestación.

Además de la Unión Campesina, también participaron de la marcha integrantes de la Comisión Zonal de Tierras, de la Asociación Cacique Taigoyi, la Corriente Clasista y Combativa, cuyo coordinador nacional Amancay Ardura destacó la amplia convocatoria lograda, y de la Federación Agraria Argentina encabezada por el dirigente Roberto Polich. También se sumaron el Foro por la Tierra del Chaco, la Federación Universitaria del Nordeste, el sector disidente del MTD 17 de Julio, la Agrupación Granate de UPCP, el Centro de Estudiantes de Arquitectura y Diseño de la UNNE, y la Organización de Pueblos Originarios.

Comentá la nota