Hay consenso en el presupuesto que incluirá un recorte a la coparticipación municipal

El presupuesto provincial para el año próximo, contempla una reducción en la coparticipación a las municipalidades para obtener recursos que refuercen el servicio de salud en las tres localidades de la provincia. Los fondos serán destinados a los hospitales públicos y en particular a los periféricos para que atiendan las 24 horas.
En el proyecto acordado se eliminaron todas las cláusulas para endeudamiento y la unificación de los fondos de afectación específica. Si se supera un conflicto con el personal legislativo, habrá sesión extraordinaria el lunes, para dotar al Gobierno de su primer presupuesto.

Hay consenso en el presupuesto que incluirá un recorte a la coparticipación municipal

El ministro de Economía, Rubén Bahntje, estuvo reunido con los legisladores.

Galería de Fotos

USHUAIA.- La deducción de un 10% en la coparticipación que se destina a las municipalidades, con el objeto de obtener fondos para reforzar el servicio de la salud pública, a través de los hospitales y los periféricos; fue acordado entre el Gobierno y legisladores de la oposición, en el marco del proyecto de presupuesto que será aprobado el lunes, siempre y cuando se supere el conflicto planteado por los empleados legislativos.

Este articulado estará incluido dentro del capítulo de cláusulas transitorias, ya que tendrá vigencia por un año, estableciendo que los fondos serán manejados desde la Legislatura, a través de la comisión de Salud, con la participación de un representante del Ministerio de Salud y uno por cada una de las municipalidades y Comuna.

Entre la tarde del martes y la mañana de este miércoles, los legisladores de la oposición y del oficialismo, avanzaron en el análisis del proyecto junto con el ministro de Economía Rubén Bahntje y todo su equipo económico, de manera que el proyecto sea aprobado por consenso y de esa forma se pueda dotar a la gestión de Fabiana Ríos de su primer presupuesto.

Al cierre de la presente nota, los legisladores habían acordado la eliminación de los artículos que hablan de una autorización para emitir bonos por la suma de 200 millones de pesos y de un endeudamiento de otros 400 millones; de manera de cubrir de esa manera el déficit que tienen las cuentas públicas.

Al sacar ambas cláusulas, el Ejecutivo deberá contemplar recortes del gasto para poder achicar ese enorme rojo fiscal o, de lo contrario, redactar y remitir a la brevedad una ley especial, solicitando el endeudamiento, el que generará otro debate parlamentario sobre el alcance del ajuste que se debe aplicar en las finanzas provinciales.

La unificación de los fondos de afectación específica, para poder tener libre disponibilidad de ellos, es otro de los puntos que los legisladores de la oposición se negaron a pautar; aunque sí le dieron la herramienta financiera de poder tomar préstamos que serán devueltos dentro del mismo mes y los cuales serán afectados a salarios para terminar con el pago fraccionado.

«UN HORIZONTE DISTINTO»

La gobernadora, Fabiana Ríos, dijo que tener un presupuesto aprobado «plantea un horizonte distinto para el 2010», subrayando que la reconducción siempre genera complicaciones.

Durante sus primeros dos años de gestión, la Gobernadora tuvo que manejarse con la reconducción del presupuesto 2007, al fracasar acuerdos políticos en la Legislatura para contar con esa importante herramienta para la gestión de gobierno.

«Tener un presupuesto aprobado para el año próximo plantea un horizonte distinto», ya que existirá «previsibilidad», lo que redundará en beneficio de la sociedad; aseguró Ríos, agregando que «venir trabajando con un presupuesto reconducido hace que muchas veces la readecuación de recursos se complique».

Al hablar de la necesidad de la autorización legislativa para contar con herramientas financieras, explicó que dentro del Estado «lo que un poder puede hacer no lo puede hacer otro», por lo tanto el «Ejecutivo no puede salir a buscar financiamiento si no hay una autorización legislativa para hacerlo.

«Si la Legislatura no lo aprueba, no podemos ni siquiera salir a autorizar una posibilidad de un préstamo que se devuelve dentro del mismo mes, que es una posibilidad para poder pagar los salarios de una sola cuota», indicó la gobernadora, Fabiana Ríos, al subrayar el alcance de una de las herramientas financieras que está en el presupuesto y sobre el cual los legisladores tienen la última palabra.

Comentá la nota