Hay consenso político para un aumento de la patente automotor

La discusión sobre una amplia reforma tributaria y la modificación del régimen de coparticipación quedó reducida a un aumento del impuesto a las patentes.
Mientras la aprobación parlamentaria del presupuesto 2009 quedó diferida para el período extraordinario de sesiones (ver aparte), el gobernador Hermes Binner blanqueó ayer la idea de la Casa Gris de instrumentar una cuota extra de la patente automotor para auxiliar financieramente a municipios y comunas santafesinas.

"Estamos viendo la posibilidad de enviar mayores ingresos a los municipios y comunas y viendo que las demás alternativas han perdido estado parlamentario, la creación de una sexta cuota de la patente es una posibilidad", afirmó ayer el titular del Ejecutivo santafesino.

El mandatario consideró "razonable" la demanda de fondos por parte de los jefes de gobierno locales: "Si uno ve lo que ha aumentado todo, no es justificable que los impuestos no se hayan modificado en 18 años, lo que están pidiendo los municipios es razonable y esto pasó también a nivel provincial. Lo que nosotros pretendíamos con la reforma tributaria era que pagaran los grandes negocios y las petroleras, así como pagan los pequeños comercios. Y esto hubiese duplicado la coparticipación", precisó el mandatario.

En la misma sintonía, el ministro de Hacienda Angel Sciara dejó entrever ayer que la administración socialista "perdió unos 180 millones de pesos" de recaudación para 2009 tras el naufragio del paquete de medidas tributarias en el Senado santafesino. "Ahora hay que encontrar caminos alternativos y quizá la opción sea plantear un tributo que va a los municipios casi en un 100 por ciento", dijo Sciara.

Lo que tanto Binner como su ministro de Hacienda no precisaron es cuándo sería implementado el proyectado incremento impositivo. Así, el gobernador puso en duda que los tiempos de para aplicarlo en 2008 "ya que hay un proceso vinculado con la impresión y distribución que no es sencillo, habrá que ver si se puede incorporar como anticipo para el año que viene y además debe pasar por la Legislatura". Por su parte, Sciara sostuvo que "tenemos que ver con los expertos y seguramente tratarlo con los legisladores ya que se trata de una decisión política".

Asfixia. La situación económica de no pocas administraciones comunales es asfixiante. Por citar sólo un caso, ayer el intendente de Santo Tomé, Fabián Palo Oliver, reveló que las arcas de su municipalidad "no alcanzan por sí solas para hacer frente al aguinaldo". La crisis también encendió las luces de alarma en el sector sindical: ayer la Festram advirtió sobre el posible incumplimiento de varias administraciones al reciente acuerdo salarial.

Al respecto, Sciara indicó que los adelantos de coparticipación "ya están agotados" para lo que resta del corriente ejercicio presupuestario y en consecuencia el gobierno sólo podría volver a asistir con dicho mecanismo a partir del año próximo.

Ayer el influyente jefe del bloque de senadores peronistas y titular partidario a nivel provincial Ricardo Spinozzi dejó las puertas entreabiertas a la idea pergeñada por el oficialismo: "Si bien todavía no lo hemos hablado en el bloque, los justicialistas tenemos una posición clara con respecto a subir la coparticipación de municipios y comunas y por lo tanto si el gobierno decide avanzar en esta cuestión no seríamos un obstáculo", anticipó.

Como Clinton

Para el ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti, la sanción del presupuesto 2009 pasó a un segundo plano en la actual coyuntura. “La provincia nunca se queda sin presupuesto porque siempre está la posibilidad de reconducirlo. Bush y Clinton estuvieron cuatro años cada uno con sus presupuestos reconducidos”, dijo.

Comentá la nota