Sin consenso para el revalúo inmobiliario

El proyecto volvió a comisión. La próxima sesión de la Cámara baja se realizará el próximo miércoles.
La iniciativa para aplicar cambios en la valuación del impuesto inmobiliario, que tiene como impulsor original al intendente de la ciudad de Salta, Miguel Isa, aunque luego fue tomado por el Poder Ejecutivo, no logra consenso para ser tratada en la Cámara de Diputados. La próxima semana, los diputados sesionarán el miércoles para tratar la ley de educación, de voto electrónico y se volverá al recinto el revaluó inmobiliario.

Anoche, por segunda semana consecutiva, tanto el proyecto de ley impositivo, como la propuesta para standarizar el impuesto automotor, volvieron a comisión.

Ambos proyectos fueron rechazados por la CGT Salta, posición que fue expresada en el recinto legislativo a través de un documento que presentó el diputado Jorge Guaymás, que además es titular de la entidad madre de los trabajadores.

El diputado cegetista consideró "inoportuno" tratar una ley impositiva, señaló que "Salta iría a contramano de la tendencia mundial a bajar impuestos" y dijo que "sumaremos a todos los ciudadanos para que no se lleve adelante, por lo menos mientras haya crisis económica".

Ante los dichos de Guaymás, el titular de la comisión de Hacienda, Oscar Salvatierra, citó valores menores a los actuales sobre patente automotor y consideró que es cuestión de "conocer algunas cosas". Puntualizó que "ningún diputado pretende subir impuestos, pero señaló que hay cosas que son necesarias hacerlas". Salvatierra aseguró que el impuesto automotor, "en la Capital puede bajar más del 50 %; depende de la voluntad de los políticos, del intendente y los concejales", acotó. En el caso del impuesto inmobiliario, manifestó que la situación es muy similar y les pidió a sus pares interesarse por el tema.

Tras la sesión, el titular de la Cámara baja, Manuel Godoy, admitió que no hubo consenso en algunos temas y dijo que prefiere que se siga discutiendo. "Hay quienes creen que se debería hacer primero el revalúo y otros no ven que si se baja la alícuota va a significar una merma. Creo que el revalúo es una cuestión de equidad, pero no es fácil", sostuvo.

Brasa caliente

Algunos diputados juran que no se trata de un aumento y que la reforma traerá equidad frente a propiedades de mayor valor o construcciones no declaradas. Otros entienden que primero debería hacerse el revalúo de los inmuebles para luego recién fijar el valor de una alícuota.

De lo que no hay dudas, es que el tema se trata de "una brasa caliente en guantes de lana" y hay legisladores que, mirando el horizonte electoral del 2009, se ven pagando el costo político que no alcanzará a los intendentes, quienes por ahora solamente miran.

Comentá la nota