No hay consenso para un bloque cordobés

Juez, Mondino, Mestre y Accastello coinciden en defender a la provincia, pero es muy poco probable que lo hagan juntos.
Como ocurre ante cada elección legislativa nacional, en Córdoba, los candidatos de las diferentes fuerzas políticas especulan con la posibilidad de pasar a segundo plano su pertenencia partidaria para priorizar en cambio un trabajo conjunto por los intereses de la provincia, ya sea mediante el impulso a una agenda en común o directamente propiciando la creación de un bloque legislativo de Córdoba. Esta campaña no fue la excepción en la materia y el tema ya está en la agenda, pero las diferencias de criterio entre los cuatro principales aspirantes a senadores es muy marcada.

Eduardo Mondino (Unión por Córdoba) considera casi una "obligación" armonizar posiciones; Luis Juez (Frente Cívico) varió su criterio: hace un mes descartaba de plano coincidencias y ayer empezó a proponerlas; Ramón Mestre (UCR) dice estar "dispuesto", pero veta a Juez "por sus contradicciones"; y el kirchnerista Eduardo Accastello se planta en una pose oficialista: quiere consensuar, pero sostiene que los opositores son quienes se deben acoplar a la tarea del bloque mayoritario.

La posibilidad de un trabajo conjunto entre legisladores cordobeses de distintos partidos fue reactualizada ayer por Juez, quien dijo que no quería "pelearse" con sus rivales, ya que aspira a construir una "nueva mayoría federal" para enfrentar el centralismo del Gobierno.

"No voy a pelear ni con Mondino, ni con Mestre. Vamos a defender a Córdoba juntos. Esa es mi propuesta", dijo, dejando de lado su habitual estilo de confrontación.

Lejos de recoger el guante, Ramón Mestre salió a pararlo en seco. Si bien consideró que "sería positiva" una coordinación entre legisladores cordobeses, descalificó que la idea provenga del Frente Cívico: "Juez se paseó por todos los medios diciendo que a los radicales nos armó la lista el kirchnerismo y agraviándonos personalmente. Es muy difícil volver de ahí y conciliar posturas. Ojalá se pueda hacer, pero no va a depender de mí, sino de que Juez logre sujetar su lengua", opinó.

"No tengo problemas en que nos sentemos a trabajar juntos por Córdoba, pero a Juez no le creo nada, ni estoy dispuesto a correr detrás de sus contradicciones", insistió Mestre, tras recordar que, él tiempo atrás, propuso un "acuerdo de prioridades nacionales" de toda la oposición. "Si Juez se despertó 40 días después, es un problema de él", criticó.

Desde otra perspectiva, más conciliadora, el peronista Eduardo Mondino consideró una "obligación" que los senadores aúnen esfuerzos. "Es un reclamo de los cordobeses que los tres senadores de la provincia trabajen de manera mancomunada cuando estén en juego los intereses de Córdoba, como por ejemplo, la ley de coparticipación o la ley de financiamiento educativo", dijo.

Según su mirada, los cruces de la campaña electoral no impedirán que luego los senadores se sienten a una misma mesa. "Hasta ahora no hubo ataques personales que puedan impedir que nos sentemos a dialogar sobre proyectos. De mi parte no haré nada por meterme en discusiones que no sean de proyectos y propuestas", evaluó.

Mondino quiere que los tres senadores electos se reúnan con quienes seguirán en las bancas hasta diciembre para acordar una transición. "Es una demanda de la gente", puntualizó.

Por su parte, Eduardo Accastello (Frente para la Victoria) apeló a citar experiencias anteriores: dijo que en 2005, como diputado, trabajó en sintonía con sus pares Oscar Aguad (UCR) y Daniel Giacomino (por entonces del juecismo) y firmaron proyectos conjuntos, como el de la "coparticipación inversa", tendiente a que los municipios sean protagonistas en la recaudación de impuestos. "Esta es la forma más federal de distribuir la coparticipación", sostuvo.

"Es muy bueno trabajar juntos. Nosotros tenemos para el Senado proyectos dirigidos a la niñez. Otros temas fuertes son los que tienen que ver la ley Pyme, la reforma tributaria y la ley de radiodifusión", agregó el postulante. Sin embargo, no hubo referencias a los temas de fondo y más espinosos, como las retenciones, los superpoderes y la discusión de una nueva coparticipación.

Accastello confió en que el PJ "va a mantener una amplia mayoría en el Senado, porque va a ganar en 19 de las 24 provincias", y por eso concluyó en que los opositores "tendrían que preguntarse si están dispuestos a trabajar con nosotros, porque de hecho el justicialismo que representamos va a ser mayoría".

Comentá la nota