Con o sin consenso, el Gobierno insistirá con la Reforma Política

En la Casa Rosada no dan por terminado el diálogo con la oposición. Suman a organizaciones intermedias y buscan el apoyo de caudillos de las provincias
La oposición dio por terminado el diálogo con el Gobierno. Sin embargo y en medio del debate por la Ley de Medios, en la Casa Rosada (y en la quinta de Olivos más precisamente), se avanza en una estrategia para imponer el tema en la agenda parlamentaria antes de fin de año.

En ese sentido y con el objetivo de sumar voces a pesar de la oposición, la ronda de diálogo incorporó a representantes de seis organizaciones no gubernamentales vinculadas a la sociedad civil con el objeto de intercambiar opiniones y debatir de manera amplia todas aquellas propuestas que contribuyan a mejorar la calidad del sistema político argentino.

El mejoramiento de la ley de partidos políticos, los criterios de asignación de gastos de campaña, las ventajas y desventajas de la lista sábana, la boleta única y el voto electrónico fueron algunos de los puntos debatidos durante la reunión. Además, en el encuentro que se desarrolló en la Casa Rosada se consensuó que Cippec, Poder Ciudadano, Conciencia, Sociedad Argentina de Análisis Político, Centro de Estudios Políticos Económicos y Sociales e Iniciativa para el Fortalecimiento del Estado y la Democracia cooperarán en el armado de los proyectos que confeccionarán los cuadros técnicos.

La redacción de la iniciativa de reforma política comenzaría a fin de mes aunque eso dependerá, tal como anticipó El Cronista, de la estrategia que ya diseña Néstor Kirchner para reforzar sus chances electorales hacia el 2011.

Además de los temas presentados públicamente, se intentará impulsar un sistema de internas abiertas e indirectas como en Estados Unidos. Kirchner cree que tendrá el apoyo de los dirigentes peronistas del interior a quienes les convendría que cada candidato nacional deba someterse a internas en cada provincia a través de la elección de congresales que definirían finalmente al presidenciable.

Incluso los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Sáa, ya se manifestaron a favor de las primarias escalonadas por regiones al estilo estadounidense. ‘Es el proyecto más federalista‘, coinciden en el entorno presidencial a sabiendas de que sería la única posibilidad de que el ex presidente, después del resultado del 28 de junio, pueda imaginarse nuevamente en la carrera electoral.

Lo que cambiaría con esta nueva propuesta, según argumentan en el oficialismo, es el peso decisivo que tiene en las elecciones presidenciales el padrón de la provincia de Buenos Aires y -aunque en menor medida- las elecciones de la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, todos distritos donde el kirchnerismo fue castigado este año.

Comentá la nota