Consejos de los analistas en tiempo de dólar plano

¿Perdió todo sentido comprar dólares? ¿O conviene invertir en inmuebles o plazos fijos? En momentos en que el dólar está devaluándose a nivel internacional, y aquí los esfuerzos del Banco Central apuntan a que el fortalecimiento del peso sea más leve que en Brasil, crece cierta incertiudumbre. Analistas consultados por PERFIL revelan las principales cuestiones a considerar a la hora de definir compras o inversiones. Un consenso: por ahora, apostar al peso.
Los hábitos de ahorro de algunos argentinos empezaron a cambiar a partir del planchazo del dólar en las últimas semanas. Ahora piensan dos veces antes de correr a la casa de cambio para deshacerse de sus pesos.

Hace tan sólo un par de meses el consenso de economistas privados decía que la divisa norteamericana cerraría el año en $ 4,05, pero hoy lo estima entre $ 3,87 y 3,90 pesos. Ayer, el dólar cotizó a $ 3,84 y sólo para agosto de 2010 se prevé que toque los cuatro pesos.

El mercado local está muy vendedor. En este comportamiento influye la liquidación de exportaciones, de entre US$ 50 millones y US$ 60 millones diarios. "La menor dolarización de las carteras también se debe a los posibles acuerdos con el FMI y los holdouts. Hay una expectativa más positiva hacia el mercado financiero", señaló Paula Premrou, directora de Porftolio Personal.

Además, influye la depreciacion del dólar contra el euro y el real a nivel internacional, lo que le quita presión alcista a la divisa en la plaza local. Ayer por primera vez en cinco días el dólar se fortaleció ante el euro, luego de haber alcanzado el menor nivel en 14 meses.

Sin embargo, "la divisa estadounidense registró la segunda semana consecutiva en baja frente al euro al especularse que la Reserva Federal incrementará la tasa de interés acompañando las políticas de los otros bancos centrales", señalaron desde Puente Hnos.

El dólar subió un 0,3% a US$ 1,48 por euro.

Opciones. "Hace un tiempo, después de cobrar su sueldo, la gente separaba lo que usaba y con el resto compraba dólares. Ahora, considera quedarse con los pesos y buscar alternativas. Es temprano para decir que quien tiene dólares los está vendiendo, pero el minorista deja de acumularlos", explicó Premrou.

El acopio de dólares pierde sentido en un mercado amesetado y más aún si se quedan guardados en el colchón, con rendimiento cero. Estas operaciones sólo son recomendables para las personas más conservadoras y que piensan en un ahorro de largo plazo. No obstante, Mariano Lamothe, economista de abeceb.com, advirtió que "aunque el dólar se planchó, no bajó 10 centavos" y "no hay muchas opciones para pequeños ahorros que aseguren el poder adquistivo."

Sin embargo, hasta desde el exterior apuestan al peso. El jueves, la división de mercados emergentes en Canadá, RBC Capital Markets, recomendó nuestra moneda en caso de que la Argentina vuelva a los mercados internacionales de crédito. De darse ese escenario, el banco de inversión estimó que el peso se fortalecerá hasta 4,5% frente al dólar este año.

En cuanto a los plazos fijos, la tasa de interés de un depósito en dólares ronda sólo el 1% anual. "Las tasas en pesos medidas contra inflación no son tan atractivas, pero contra el dólar sí, ya que se ubican en alrededor de 12%", sugirió Premrou.

Esta opción es más recomendable que las acciones o bonos (Ver recuadro) para quienes necesitan disponer de los fondos rápidamente.

La compra de propiedades es una posibilidad de inversión, según Abel Viglione, economista de FIEL. "Los argentinos siempre volcaron su exceso de pesos al ladrillo. Es una alternativa porque culturalmente siempre lo fue y porque el precio de la propiedad no subió tanto. Hoy hay buenos precios porque los fija la demanda y hay mucho en venta", indicó.

En cuanto a los automotores, el negocio lo hicieron quienes compraron hace algunos meses, ya que los precios se vinieron ajustando entre 1% y 2% mensual dependiendo de la marca.

Aún así, según Maximiliano Scarlan, coordinador de análisis de la unidad automotor de abeceb.com, pueden esperarse más ajustes leves. "Puede haber un incremento de precios más fuerte que el del tipo de cambio", estimó.

La apreciación del real podría generar que el precio de los autos provenientes de Brasil –el 50% del parque local– también se ajuste. "Eso depende de las empresas porque tal vez quieran posicionar ciertos segmentos y resignen rentabilidad", advirtió el Scarlan.

Adelantar el pago de un alquiler para las vacaciones no es la mejor opción. Según algunos analistas la pérdida de valor del dólar a nivel internacional volverá competitivos destinos fuera del país por lo que el precio de las propiedades de temporada podrían bajar en el futuro si los turistas rumbean para el exterior.

Comentá la nota