El Consejo de Seguridad de la ONU trata de urgencia la situación de Gaza

Los quince países miembros del Consejo están reunidos en una sesión de emergencia para tratar la violenta situación en Medio Oriente tras los bombardeos de la Fuerza Aérea israelí en el territorio palestino; el ataque fue prolonogado esta noche
Esta medianoche comenzó sesión reunión convocada con carácter de urgencia por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York ante el agravamiento de la situación en Gaza.

Los representantes de los quince países miembros del Consejo están discutiendo a puertas cerradas un borrador de comunicado ruso que pide la detención inmediata de las operaciones militares israelíes en Gaza, así como el fin de los ataques con cohetes contra Israel.

Según informó la portavoz de la ONU, Marie Okaba, el Secretario General Ban Ki-moon probablemente participe en una sesión abierta que será realizada al finalizada esta reunión, celebrada por pedido de Libia, el único país árabe que integra el Consejo de Seguridad.

Entretanto, Israel defendió su decisión de atacar la Franja de Gaza en una carta dirigida al Secretario General del Organismo y al presidente del Consejo de Seguridad.

A su vez, la embajadora israelí ante la ONU, Gabriela Shalev, argumentó que su país "está realizando las acciones militares necesarias para proteger a su población civil de los continuos ataques desde la Franja de Gaza".

Por otro lado, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, aseguró que en caso de ser necesario iban a ingresar tropas terrestres a la Franja de Gaza, según declaraciones hechas al canal británico Sky News.

Por su parte, el jefe de gobierno de Hamas en la franja de Gaza, Ismail Haniyeh, respondió diciendo que los ataques israelíes no doblegarán a su movimiento.

Hamas llamó a su brazo armado, las brigadas Ezzedin Al Kassam, a "recurrir a todos los medios para impedir que duerman los sionistas".

Su jefe en el exilio, Jaled Mechaal, exhortó al lanzamiento de una nueva intifada contra Israel y mencionó una posible reanudación de los atentados suicidas, en una entrevista con la cadena por satélite Al Yazira.

También se informó que fue reforzada la cantidad de soldados en la frontera con la Franja de Gaza y que fueron enviados tanques adicionales al sur.

Ban Ki-moon, había asegurado en un comunicado antes de que se convocara la reunión, que el organismo se encontraba "profundamente preocupado por la violencia y el baño de sangre en Gaza y por la prosecución de la violencia en el sur de Israel" y había exhortado a detener en forma "inmediata" la violencia.

Volvieron los ataques. La Fuerza Aérea de Israel volvió a bombardear distintos objetivos de Hamas, por segundo día consecutivo. Medio centenar de aviones y helicópteros de la fuerza aérea israelí participaron ayer en la ofensiva, que se produjo poco antes del mediodía, duró apenas dos minutos y destruyó una treintena de edificios, y dejó un saldo de 230 muertos y más de 400 heridos.

Comentá la nota